viernes, 20 de junio de 2014

Seguiremos siendo los campeones del mundo

            Tengo la obligación de compartir algo con vosotros que me parece decepcionante y bastante triste. Se trata de la actuación de la selección española en el mundial de Brasil 2014. Creo que hablo por todos cuando digo que esperaba que llegáramos a semis por lo menos, después de todo, éramos los más temidos después de haber ganado la Eurocopa de Austria 2008, el Mundial de Sudáfrica 2010 y la Eurocopa de Polonia y Ucrania 2012.
           
         Todos confiábamos en nuestra selección y hemos puesto todo nuestro corazón en ella. Como español me siento decepcionado por esta vez, pero no desconfío de una selección que ha sido capaz de mantenerse en lo más alto del fútbol mundial durante 6 años consecutivos. Creo que esto solo ha sido un pequeño bache en nuestro futuro, aún nos quedan muchos más títulos que ganar como selección.


           
            A partir de la derrota contra el equipo chileno, es cierto que ya el mundial no me interesa tanto. Este año reconozco que no he visto ningún partido de liga, copa o champions, excepto el clásico Madrid-Barça de la ida, esto se debe a que los estudios me han requerido mucho tiempo y no me ha quedado nada para algo tan innecesario como eso. El segundo partido de fútbol que he visto ha sido el España-Holanda. Reconozco que España empezó jugando bien el primer tiempo pero, aunque yo seguía con la esperanza de que ganásemos y recordar al mundo por qué somos los campeones del mundo, sentía que el final de nuestro reinado había concluido.
           
Felipe y Letizia apoyan a nuestra selección en los momentos
decisivos.
            Ha sido un camino corto esta vez, aún nos queda un partido de la fase de grupos pero es inútil, aunque lo ganemos no nos podremos clasificar, y sin más remedio, deberán volver a España a toda prisa, aunque se habrán perdido la proclamación de Felipe VI, quien, junto a su mujer, nunca abandonó a nuestra selección un ninguno de sus partidos, y acudía como cualquiera de nosotros, con la misma emoción. Solo quiero decir antes de despedirme, que no me siento avergonzado de nuestra selección, al contrario, me siento orgulloso, pero creo que necesitamos un lavado de imagen, ya que, llevamos desde 2008 jugando con el mismo estilo de juego y con el mismo entrenador. Necesitamos darle un poco más de juventud a una selección que lleva muchos años regalándonos buen fútbol. Un saludo a todos y muchas gracias por dedicar un poco de vuestro tiempo a leer mis opiniones. Hasta la próxima.



1 comentario:

  1. La foto del Filipito y la Leti me parece lo mejor de tu entrada jajaja :P

    ResponderEliminar