miércoles, 17 de diciembre de 2014

Quiéreme por quien soy, no por mi piel.

Este fin de semana he leído un libro precioso. Una vez más, es uno de esos libros que te marcan, que te enseñan y te hacen crecer como persona. 

Se llama la "Hija de la criada" de Bárbara Mutch. Está basado en el siglo XX, en Sudáfrica, concretamente en un lugar llamado Cradock.
Cathleen es una mujer blanca, de Irlanda, que viaja hasta Sudáfrica para casarse con un hombre al que lleva cinco años sin ver, y forma una familia lejos de su hogar. Esta familia tiene una criada negra llamada Miriam, que da a luz a nuestra protagonista, Ada. 

Ada desde pequeña sabe que su misión en esta vida no es ir al colegio, como los hijos de la señora Cathleen, sino ayudar a su madre a limpiar la casa, a preparar la comida y planchar la ropa de sus señores. Al principio, el libro nos presenta a una Ada pequeña, inocente, de apenas unos años de vida. Y es una experiencia maravillosa ver el mundo desde sus ojos, pues ella expresa cómo no entiende algunas cosas de las que suceden y vemos situaciones injustas, que a ella le parecen normales pues es lo que siempre ha conocido.

Por suerte, Cathleen es una buena mujer que decide que Ada puede tener un futuro mejor que el de ser criada toda su vida. Por eso, le enseña a leer y a tocar el piano. Ada descubre poco a poco un nuevo mundo, va creciendo física y mentalmente, empieza a leer los carteles por la calle, a apreciar y amar la música, entiende cosas que antes no entendía... y nosotros vamos creciendo con ella, aprendemos a amar la casa en la que trabaja, al igual que la ama ella, porque si por algo se caracteriza Ada, es por su amor, su fidelidad a esa casa, de la que se siente parte.
Pero pronto, circunstancias externas como la guerra cambian el curso de este hogar, y nos traerán nostalgia, lágrimas, y entenderemos que: 

"Estemos donde estemos, el hogar y el amor sólo se nos conceden a cada uno de nosotros por un período de tiempo limitado. Tenemos que cuidarlo mientras son nuestros y recordarlos con cariño cuando se han ido".

Y cuando parece que todo ha pasado, descubrimos que lo peor aún está por llegar, y que la lucha interna por la cuestión del color de la piel es mucho más dura que cualquier guerra exterior. En el libro descubrimos barbaridades como el hecho de que en algunos bancos pongan carteles de "Sólo para blancos", o que las farmacias tengan dos puertas: una para blancos y otra para negros. 

"Las personas con la piel de distinto color no podían reunirse en el mismo sitio, y menos aún para pasarlo bien. La ley obligaba a divertirnos por separado. Los blancos sólo podían divertirse con los blancos, y los negros con los negros".


Me duele el desprecio con el que trataban las personas de color, y lo peor es que yo, al leer este libro, me hacía la idea de que era algo que sucedía hace mucho tiempo, pero actualmente la división por el color de la piel es una realidad, y muchas personas siguen sufriendo por ésto. No entiendo qué diferencia puede haber entre dos personas sólo por su físico. Y no entiendo cómo ésto puede acabar en conflictos tan graves como los que nos relata el libro a través de los ojos de Ada, que lo vive en primera persona.

"El señor Dumise aún no había mirado a Dawn. Aún no le había visto la cara y había sentido el poder de la piel para dividir a las personas".

Este libro me ha encantado por tres aspectos: Porque la historia principal es preciosa (no quiero contar mucho más por si alguien quiere leerlo), porque mientras conocemos esta historia, descubrimos la lucha entre blancos y negros, la lucha por la supervivencia, y porque siento que he ido aprendiendo con la protagonista. 

Como he dicho, conocemos a la protagonista desde pequeña, y vemos cómo va creciendo, pero a pesar de ello, ella está muy cohibida, pues después de todo es una criada que nunca ha salido de la casa de sus señores. Pero a lo largo del libro, esta mujer pasa por situaciones de lucha, de superación, que poco a poco fortalecen su carácter, le enseñan a ser fuerte y no dejarse pisotear por nadie. Y eso es lo mejor de los libros: que nos hace aprender junto a los protagonistas sin necesidad de pasar por sus situaciones en la vida real. Y con este libro he aprendido la importancia de mantener la cabeza alta y no demostrar miedo ante nada, de luchar por tus derechos, por la igualdad, y por los tuyos.

En serio, me ha encantado este libro. Es bastante gordito, tiene unas 500 páginas pero la letra es muy grande y la historia muy sencilla de seguir. Lo he leído en apenas tres días, así que os animo a echarle un vistazo esta Navidad.

Por último, me quedo con algunas citas más de este tesoro:

"Eso me parecía lo peor de la guerra: que los amigos pudieran convertirse en enemigos"

"Le habría asombrado mucho verlos allí, porque él sólo estaba acostumbrado a que los soldados combatieran en guerras lejos de casa. No es frecuente que los soldados peleen en una guerra contra su propia gente".

"Los recuerdos nunca desaparecen, sólo se esconden y regresan multiplicados cuando menos te lo esperas, tan frescos como la primera vez y mucho más intensos"

¡Un abrazo gigante!



11 comentarios:

  1. Hola Andrea.

    Si leer tu reseña ya toca el corazón de algún modo, no dudo que se trata de una historia emotiva en dosis grandes. Y trata de un tema que es bastante más cercano de lo que puede parecer a simple vista y que va más allá del color de la piel.

    He escuchado muchas alguna vez decir que en urgencias tardan mucho en atenderte porque hay mucho inmigrante... Y fíjate como cambia la tortilla cuando por ejemplo, se celebra una victoria en algún campeonato de fútbol Todos somos españoles (o americanos, o europeos, o lo que sea) y dos días después, volvemos a las diferencias. Y lo más triste es que hoy podemos decir que las diferencias raciales, más o menos, no provocan una marginación que degrada hasta la categoría de objeto. Así que nos hacemos una idea de antes... y duele de una forma insoportable.

    Ya por lo que he leído en la reseña, me he enamorado del personaje de Ada ^_^. Y conforme vaya terminando con lecturas pendientes que tengo, leeré este. Y te doy las gracias por descubrilo y me alegra que lo hayas disfrutado tanto.

    Que tengas una noche llena de cosas bonitas y sueños cumplidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario :) Realmente este libro es muy emotivo y recomendable, así que me alegro de que lo agregues a tu lista de lecturas, creo que te va a encantar :)
      Tienes razón, actualmente hay muchas diferencias y marginación, pero antes había situaciones inimaginables... sólo espero que la mentalidad siga evolucionando y en algún momento seamos capaces de tratarnos como personas, sin importar el color de piel ni cualquier otro aspecto físico.
      Un abrazo muy grande :)

      Eliminar
  2. Hola, pinta genial este libro. Tu reseña me ha encantado, me lo apunto.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leerla y comentar :) Es un libro muy bonito, si lo lees seguro que te gusta :) ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. Antes de nada, perdón por no leer tu reseña. Me paso para decirte que soy del grupo de la maratón y te sigo!

    Un beso, nos leemos ^^

    ResponderEliminar
  4. Holaa^^
    No lo conocía, pero tras leerte creo que le daré una oportunidad.
    Ya te sigo^^
    Un beso<3

    ResponderEliminar
  5. No sé cómo lo haces, pero con cada reseña de cualquier libro que haces, dan ganas de leerselo... Por cierto, a ver si escribo algo y, sobre todo, a ver si nos vemos estas navidades!! Un abrazo gigante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra muchísimo que mis entradas tengan ese efecto :) Este libro no dejo de recomendarlo porque es muy muy bonito.
      Mañana Paxo y yo ya vamos a Puente Genil, así que tenemos toda la Navidad para vernos ^^ Un abrazo gigante Jesús David, y gracias por comentar :)

      Eliminar
  6. ¡Hola! Tienes un blog precioso y chulo! me quedo por aqui, pásate por mi entrada que tienes un regalito ^^ http://tazadelibros.blogspot.com.es/2014/12/mas-de-100-seguidores-y-todavia-mas.html

    ResponderEliminar