viernes, 6 de febrero de 2015

"28 Días" de David Safier

En estos últimos días he estado leyendo este libro que me regalaron por mi santo. "28 Días" es un libro basado en la Segunda Guerra Mundial. Trata sobre una joven judía de dieciséis llamada Mira que lucha por sacar adelante a su familia, por sobrevivir en el gueto de Varsovia.
En un principio, este libro no conseguía atraparme demasiado. Tenía la sensación de estar leyendo una historia moderna ambientada en otra época. Pasaban cosas interesantes pero en ningún momento me preguntaba qué sucedería a continuación. Sin embargo, más o menos por la mitad las cosas se empiezan a poner más duras y la historia me atrapó más. Este libro me ha gustado mucho y lo recomiendo porque es un libro que deja huella, que te hace pensar y reflexionar sobre una pregunta que se repite a lo largo de todo el libro:


¿QUÉ CLASE DE PERSONA QUIERES SER?


A lo largo del libro suceden situaciones en la que las personas tienen que tomar decisiones con una gran carga ética y, cuando lo lees, es fácil pensar qué harías tú en su situación. Probablemente harías lo éticamente correcto. Sin embargo, si te paras a pensar con detenimiento e intentas ponerte en la escena, te das cuenta de que quizá la tensión del momento te haría cambiar de opinión,

Por ejemplo, sin desvelar nada importante de la historia, hay una escena en la que una judía con su bebé en brazos tiene la oportunidad de seguir viviendo para trabajar en las fábricas del gueto, pero tiene que dejar a su hijo morir. La pregunta es... ¿Tú seguirías viviendo o preferirías morir con tu bebé porque tu vida ya no tendría sentido?

Pensando fríamente es fácil decir que moriríamos con el bebé. Sin embargo, en el libro la mujer decide seguir viviendo porque, según dice, si sigue viviendo puede tener más bebés, sin embargo si muere lo habrá hecho en vano.

Las situaciones difíciles nos hacen cambiar de parecer. "En situaciones desesperadas, medidas desesperadas", dicen. Las decisiones que tomamos en los momentos en los que nos ponen contra la espada y la pared son las que demuestran quién somos realmente, qué estamos dispuestos a hacer por vivir, hasta qué punto apreciamos nuestra vida. 

Durante el libro se van sucediendo situaciones así, en las que las personas tienen que tomar decisiones por alargar su vida unos días más, unas horas más. A pesar de que todos presienten el destino que les espera, a pesar de que muchos parecen aceptarlo, en el momento de la verdad todos quieren alargar la incertidumbre un poco más. 

Es un libro con muchas emociones, a pesar de que a mi gusto me parece un poco lento y no me ha llegado a emocionar, siento que se nota demasiado que está escrito en la actualidad, no me ha transportado del todo a aquella época. Pero me quedo con todo lo que me ha hecho pensar, por preguntarme a mí misma qué clase de persona quiero ser. Porque podemos elegirlo. Podemos tomar nuestras decisiones, por mucho trabajo que nos cueste, podemos elegir nuestro destino. 

Lo importante es si en las situaciones extremas seguiríamos la ética o lucharíamos por nosotros mismos. ¿Matarías a alguien a sangre fría porque sabes que si no lo haces tú, te matará él? ¿Arriesgarías la vida por salvar la de tu familia? ¿Dejarías a alguien morir solo o morirías con él? ¿Te dejarías matar fácilmente o lucharías por dejar huella?

Lo que más me gusta de este libro es que al final hay una entrevista al autor en la que cuenta que todo está basado en hechos reales, solo que con personajes ficticios. Yo creo que este libro es muy suave. Suceden escenas que dan pena, pero no se te pone la piel de gallina. Realmente en esta época sucedieron cosas muchísimo peores, por lo que recomiendo leer este libro porque nos transporta a una época dura pero de forma un poco light. También hay una historia de amor, pero es algo bastante secundario y que no marca el ritmo de la historia. Lo que sí lo marcará serán los sentimientos de la protagonista hacia su familia, que en algunos momentos sí que han conseguido sacarme algunas lágrimas. 

He escuchado decir que este libro recuerda a "La ladrona de libros". Yo creo que "La ladrona..." tiene mucha más... magia. Es una historia que marca mucho más, pero este libro tampoco se queda muy atrás. Recomiendo que le echéis un vistazo :) Un abrazo muy grande,


1 comentario:

  1. Hola Andrea, he leído tu entrada varias veces y no deja de sorprenderme. Hay un tema muy delicado entorno al cual, se desarrolla esta historia según parece: una vida complicada inmersa en una continua toma de decisiones determinantes que nadie sabe como afectarán en absoluto al desarrollo de la historia. No me gustaría verme en la piel de esos personajes.
    ¿Vivir o morir? ¿Matar o huir? Son preguntas muy difíciles de fácil respuesta si estás en tu sofá o en tu cama tumbado leyendo pero, pensemos con detenimiento... ¿Morirías con tu hijo pequeño o dejarías que muriera él solo y salvarías tu vida a costa de la suya? ¿Matarías a alguien si sabes que quiere matarte?... No creo que nadie pueda dar una respuesta cierta a esas cuestiones hasta que no se vea en esa situación. ¿Recibirías un tiro en el lugar de otro? ¿Tu madre? ¿Tu padre? ¿Tu hermano/-a? En este tipo de situaciones no podemos pararnos a pensar, el hombre es egoísta por naturaleza, tiene una enorme tendencia a salvar su propia vida antes que la de las demás. Si dejas paso a la razón para tomar una de estas decisiones, la respuesta es "NO" con casi total seguridad. Sin embargo, si te ves en la situación y dispones de medio segundo no para pensar, sino para actuar. No te lo planteas, te lanzas al vacío casi inconscientemente. En esos instantes que has tenido para decidirte, han sido los sentimientos los que han tomado el control de tu cuerpo y han decidido por tu razón. Esto es lo que nos diferencia de los animales, no anteponemos nuestros instintos, en ese caso el de supervivencia.
    Aunque no he leído ese libro me encantaría leerlo e intentar ponerme, al menos por un momento, en la piel de esos personajes, quisiera descubrir si realmente me dejaría llevar por mis sentimientos o por mis instintos.
    Una magnífica entrada Andrea, enhorabuena me ha encantado. Sigue así, un abrazo enorme ^.^

    ResponderEliminar