sábado, 26 de julio de 2014

Felicitación por el cumpleaños de Paxo

Bueno, ayer fue el cumpleaños de Paxo y le hice este vídeo para felicitarlo. Espero que te guste mucho, abrazo gigante.






miércoles, 23 de julio de 2014

Bajo la misma estrella (Libro)


Hace un mes pude leer por fin "Bajo la misma estrella". Llevaba muchísimo tiempo queriendo leer este libro, pero no había podido hasta ahora. Ya sabéis que me suelen gustar los libros clásicos o inspirados en una cierta época histórica; siento predilección por ellos porque puedo conocer costumbres diferentes y aprender cosas que la vida actual no puede mostrarme. Pero no dejo de tener dieciocho años, y también me gusta leer historias juveniles, frescas, románticas... en plan Federico Moccia. Depende del momento y de cómo me sienta me apetece leer unos géneros u otros, al igual que sucede con las películas. Bueno, pues desde que vi por primera vez el libro "Bajo la misma estrella" supe que sería un libro especial, el título me llamó mucho la atención. Luego descubrí que el título original en inglés es "The fault in ours stars", que en Español significa "La culpa en nuestras estrellas". 


Al leer la sinopsis no me convenció mucho, debo decir que no hace justicia al libro:

[...] Hazel y Gus son solo adolescentes,  pero si algo les ha enseñado el cáncer que ambos padecen es que no hay tiempo para lamentaciones, porque, nos guste o no, solo existe el hoy y el ahora. 
Y por ello, con la intención de hacer realidad el mayor deseo de Hazel -conocer a su escritor favorito, cruzarán juntos el Atlántico para vivir una aventura  contrarreloj, tan catártica como desgarradora. [...]

Cuando lees ésto, seguramente lo que se te viene a la cabeza es la imagen de dos pobres adolescentes sin pelo por el cáncer, y parece que todo el libro se basa en un viaje "contrareloj" y difícil por la enfermedad. Así el libro puede parecer un poco rollo, pues piensas que al final se mueren, y que es muy triste y tal. No sé, al menos fue eso lo que yo me imaginé. Sin embargo, el libro va mucho más allá.

La historia está escrita en primera persona desde el punto de vista de Hazel, una chica de 16 años con cáncer en los pulmones. Ella al principio está encerrada en sí misma: ha aceptado con demasiada dureza su enfermedad y decide quedarse en su casa leyendo o viendo reality shows. Su madre sin embargo la incita a ir a un grupo de apoyo para personas con cáncer, y allí conoce a Augustus, un chico de su edad. Lo que me gusta de este libro, es que el amor de estos chicos no es inmediato como el que comentaba anteriormente en la entrada "¿Amor?", sino que ellos cuando se conocen, sienten cierta atracción, pero es a base de hablar y conocerse cuando el amor va progresando y se enamoran. Su historia me parece muy dulce y real, conforme vas leyendo, sientes su amor como si formaras parte de él, yo incluso me sonreía en algunos momentos y con algunas frases.

"Mientras leía, sentí que me enamoraba de él como cuando sientes que estás quedándote dormida: primero lentamente, y de repente de golpe".

Como digo, su amor es dulce, fresco, juvenil y precioso; pero no todo es perfecto. Hazel es demasiado consciente de su situación y siente temor de los nuevos sentimientos que se despiertan entre ellos pues piensa que si muere, dañará a todos los que la quieran.

"Soy una granada y en algún momento explotaré, así que me gustaría que hubiera el menor número de víctimas posible, ¿vale? […] Lo único que quiero es mantenerme alejada de la gente, leer libros, pensar y estar con vosotros, porque a vosotros no puedo evitar haceros daño".

El libro está lleno de momentos especiales: unos románticos, otros difíciles, otros reflexivos... no da tregua. En un momento, Hazel le recomienda a Augustus su libro favorito, "Un dolor imperial" (este libro no existe en la vida real, por desgracia), y le comenta que le ha escrito muchas cartas a su autor preguntándole por el final abierto de éste, pero que nunca le ha respondido. Augustus entonces decide cumplir su sueño y consigue llevarla hasta Amsterdam para hablar en persona con el escritor. Allí suceden los momentos más románticos del libro, e incluso visitan la casa de Ana Frank. Me gustó que en el libro hicieran mención a esto, pues la casa de Ana Frank está en mi lista de lugares por visitar y cuando iban describiendo los lugares de la casa, era como mezclar dos mundos; escenarios y sentimientos de distintos libros en uno mismo.

Pero lo que más me gustó de éste libro es que ha sido el primero que me ha hecho llorar de verdad. Hasta ahora, los libros me habían entretenido, me habían hecho sonreír, emocionarme o incluso sentir miedo; pero nunca había llegado a llorar físicamente. Sin embargo, en las últimas páginas de "Bajo la misma estrella", empecé a sentir las lágrimas brotar de mis ojos, y las dejé fluir. Sentí que esa parte del libro merecía esas lágrimas, merecía mi emoción y la sensación física, porque es una parte dura y realista, pero no es para nada lo que te esperas. El libro es fácil de leer, coges carrerilla leyéndolo y te esperas un final evidente, y sin embargo, de golpe llega un momento en el que te cambia todas las espectativas y te deja fuera de lugar. Después, las emociones cambian totalmente y se vuelven más fuertes.

Así que creo que este libro aporta muchas sensaciones diferentes que se pueden dividir en tres partes:

1. La primera parte es muy graciosa. Hazel y Augustus tienen un humor especial, son muy sarcásticos y tienen muchos puntazos que te hacen sonreir.

2. Luego viene la parte romántica, en la que te enamoras de los protagonistas.

3. Y finalmente quedas desconcertado y, yo al menos, lloré hasta la última palabra del libro.

Creo que se ha convertido en uno de mis libros favoritos, por todas estas sensaciones que me ha aportado. Y bueno, es verdad que el cáncer tiene su lugar en el libro, pero no es el absoluto protagonista. Este libro demuestra que las personas con cáncer no dejan de tener ilusión, siguen vivas y se enamoran y sienten tanto o más. Supongo que es el hecho de no saber cuanto vas a poder disfrutar de las sensaciones de la vida lo que hace que los protagonistas de estos libros vivan sus momentos tan intensamente. Cuando terminas de leerlo, te replanteas qué estas haciendo con tu vida y te das cuenta de que quizás deberías aprovechar aún más el tiempo.

Y bueno, esto es todo. Estoy deseando de poder ir a ver la película y comparar con el libro, porque he visto el trailer y tiene muy buena pinta. También he escuchado una canción que recibe el nombre del libro en inglés y me parece muy bonita, porque es tranquila y dulce, como el amor de Hazel y Augustus, y al escucharla se me viene a la cabeza todas las sensaciones del libro, así que me gusta mucho.





He tardado muchísimo tiempo en publicar esta entrada porque todo lo que escribía me parecía poco para opinar sobre un libro que me ha impactado tanto. Pero quería publicar esta entrada ya para luego poder opinar solamente sobre la película, así que espero que os guste :) ¡Un abrazo a todos!


♥ "Todo el mundo debería tener un amor verdadero, y debería durar como mínimo toda la vida" 





miércoles, 16 de julio de 2014

Opinión del Musical "Los Miserables"

¡Hola! Hace muchísimo tiempo que no escribimos nada y lo siento mucho. Pensaba que cuando empezara el verano tendría más tiempo libre y haría muchas más entradas, pero desde que empezó el verano no he parado de hacer cosas. Este fin de semana por ejemplo hemos estado en Sevilla y ha sido magnífico, Sevilla por la noche es la capital más bonita que he visto en mi vida. Además, pensaba que estaba prohibido nadar en el Guadalquivir y cuando me enteré de que estaba permitido se me iluminó la cara de alegría. Así que ha sido genial. Pero hoy no quiero comentar esto, sino que me he decidido a escribir porque el día 1 de este mes cumplí otro de mis numerosos sueños, que era ver el musical de los Miserables. Ya escribí que cuando vi la película supe que tenía que ir al musical, así que cuando me enteré de que venía a Málaga, no lo dudé. Fue un poco caro, pero llevaba mucho tiempo ahorrando para algo especial y ese día lo era, así que bueno, cuando llegó el día fue emocionante. He creado un video de ese día, aunque mi hermana dice que al principio parece que me voy a mudar o algo porque grabo principalmente el viaje hasta Málaga. Pero no sé, me hacía tanta ilusión que iba grabándolo todo. Evidentemente, en el teatro no estaba permitido grabar el espectáculo. Yo creo que podríamos haber grabado un poco porque nadie se iba a dar cuenta, pero estaba tan metida en la obra que ni lo pensé. Pero bueno, me quedo con el recuerdo que fue... no tengo palabras.

Recuerdo cada sensación de ese día, especialmente la emoción y nerviosismo del principio. Llegamos media hora antes y yo no dejaba de morderme las uñas. Cuando entramos al teatro Cervantes, me pareció más pequeño de lo que me imaginaba, pero así es mejor porque se ve el escenario más cerca. Eso sí, es precioso. Cuando empezó la obra a mí se me iba a salir el corazón por la boca y tenía los pelos de punta. No me podía creer que estuviera allí, en lo que tanto había deseado. Lo que más me sorprendió y no me esperaba para nada era que, bajo el escenario, había una banda de música. Sí, las instrumentales las tocaban en directo, y las dirigía un hombre con una batuta como en las películas. Eso me sorprendió bastante.
La primera escena era la del Prólogo, en la que salen muchísimos hombres trabajando, y cuando uno cantaba solo, un foco lo iluminaba para que lo localizaras. Yo quería abarcarlo todo con la mirada. Conforme fue avanzando la obra, fueron sucediendo diferentes sentimientos. La alegría al escuchar "Sale el Sol y "La canción del pueblo", la emoción al escuchar "Soñé una vida"... Cuando cantó una niña interpretando a Cosette de pequeña nos quedamos todos con la boca abierta, pues cantaba incluso mejor
que los adultos.



Y también hubo lugar para el humor, especialmente
con la canción "Chicas guapas". El escenario se convirtió en un burdel y aparecieron las mujeres vestidas suciamente, y lo que más me llamó la atención era la fuerza que tenían. Abrían las piernas vulgarmente mientras cantaban. Aunque realmente ese es uno de los momentos más duros y trágicos, en el musical lo convierten en una escena simpática por la letra de la canción principalmente. También era humorístico escuchar a los amos del mesón y todas sus canciones.

Pero el sentimiento protagonista fue la emoción, el corazón en un puño. Es que todas las canciones me encantaron, pero especialmente me llamaron la atención dos que en la película no me llegaron tanto, pero en aquél momento me impactaron. Una fue la de "Estrellas", y otra la de "Sálvalo". La última especialmente me encantó porque durante toda la obra, Jean Valjean canta con una voz firme y grave, y en esa canción sin embargo reina la delicadeza y es... ¡es que no hay palabras!

Además me encantaron los efectos especiales, especialmente fue llamativa la escena en la que Valjean y lleva a Marius por unas cloacas y entonces se proyectó la imagen en movimiento de las cloacas desde varios ángulos sucesivos y parecía que eran ellos los que andaban, hasta que al final se perdían como por el fondo y desaparecían del escenario. Y también fue curiosa la escena del suicidio de Javert, en la que se subía a una baranda de un puente, y yo esperaba que él se tirara de espaldas y cayera sobre una cama o algo. Pero no, en vez de caer él, subió la baranda y parecía que era él el que caía. Fue sorprendente.
Y bueno, con la canción "Solo para mí" de Eponine se me saltaron las lágrimas, y más en la muerte de Eponine. Es que esta obra es así, está cargada de momentos y sentimientos, no hay descanso. La duda entre el bien y el mal, el amor, el amor no correspondido, la lucha por la justicia, la muerte... Creo que "Los Miserables" lo reúne todo. Estando allí, sentía que estaba viendo algo familiar, me sentía tranquila y feliz y cargada de sentimientos. Es que volvería mil veces, sin exagerar.

En serio, aún no me puedo creer que fuera a verlo. Por una vez en la vida no encuentro palabras para describir lo que sentía al estar allí sentada, al escuchar las voces e incluso la música en directo, al sentir que todo el teatro estaba lleno de personas que estaban viviendo aquellas sensaciones y sentimientos conmigo... fue algo que siempre recordaré y me gustaría ir a ver otros musicales porque es algo que merece la pena, es como ver cómo los personajes de tu película favorita cobran vida y están ahí, delante de ti. Es precioso.

Bueno, cuando terminó y salieron todos los personajes a saludar, me dolían las manos de aplaudir y sin embargo no dejaba de hacerlo. Luego, nos quedamos allí haciendo algunas fotos y cuando salimos, nos encontramos con David Velardo, quién había actuado como Jean Valjean. Lo saludamos y le dijimos que nos había encantado su actuación. Incluso nos hicimos una foto con él y me firmó un autógrafo en un papel que yo había cogido del Rey León. Fue ya el broche de oro del día. Es un hombre muy agradable.

Y bueno, esto es todo. Sé que esta entrada le interesará en verdad a poca gente, pues tan sólo son mis sentimientos al ver una obra musical, algo que no le suele gustar mucho a la gente. Pero bueno, tenía que escribirlo porque uno siempre se siente eufórico al cumplir sus sueños. Así que bueno, me despido ya por hoy, e intentaré escribir más entradas aprovechando el verano. Un súper abrazo,