sábado, 18 de abril de 2015

No seas como el de enfrente... ¡sé diferente!



¿Cuántas veces hemos sentido que cuando hacemos aquello que nos gusta, por una razón u otra, hay algo que hacemos mal y que nos desmotiva para seguir nuestro camino? ¿Cuántas  otras hemos sentido esto por alguien que nos ha hecho la vida imposible para desmotivarnos? Es cierto que a lo largo de nuestra vida siempre habrá dificultades o personas que nos quieran alejar del camino que queremos seguir, simplemente porque no están seguras de sí mismas… Navegando por Internet he encontrado un vídeo que me ha hecho reflexionar y que no podía dejar que cayera en el olvido, por lo tanto, he decidido subir esta entrada. La moraleja que este video me ha enseñado es que, aunque existan estas personas amargadas que, ya que no son capaces de hacer algo, nadie puede hacerlo, sólo tienes la opción de elegir entre bajar los brazos y perder todo el progreso y el tiempo dedicado o mostrarle al mundo qué es lo que amas y que seguirás adelante sea como sea. Os dejo el video:

 


martes, 14 de abril de 2015

¡No sin mi móvil!

NOMOFOBIA, el nuevo trauma que sufre la población, especialmente la juventud. ¿Que qué es eso de la “Nomofobia”? La Nomofobia es el miedo irracional a salir de casa sin teléfono móvil o a quedarte con el dispositivo inoperativo. Esto se debe a que las nuevas generaciones, y cada vez más gente (no sólo la juventud) dispone de un Smartphone que le resuelve cualquier tipo de problema cotidiano en cuestión de segundos y nos mantiene conectado con el mundo.

Desde mi punto de vista, no está mal, para nada del mundo, avanzar tecnológicamente y disponer de un dispositivo que nos haga más sencilla la vida, pero claro, con unos límites. Hoy en día ya no tenemos “teléfonos móviles”, ahora tenemos verdaderos ordenadores en nuestros bolsillos (ya que algunos dispositivos son más potentes que un ordenador).
Esta entrada viene inspirada a una pequeña charla que he tenido con un compañero de clase, en el que debatíamos que cada vez, niños y niñas más pequeños poseen teléfonos móviles con conexión a internet y a cualquier tipo de red social, con todas las ventajas, inconvenientes y riesgos que esto conlleva. Hablando de ventajas me refiero a la facilidad de localizar al niño o niña; por inconvenientes, es el mismo, pero esta vez desde las redes sociales, ya que Facebook, Instagram, Twitter, etc, localizan la posición geográfica desde la que nos conectamos y la publica de forma explícita u oculta. Cuando hablo de los riesgos, no solo me refiero al mal rato que se lleva el sujeto en cuestión si le roban el móvil (que nos pasa a cualquier persona a cualquier edad), sino a la disponibilidad de TODOS los datos que guardamos en nuestro dispositivo de forma inconsciente (correos electrónicos, contraseñas, fotos, vídeos, perfiles de redes sociales…) que pueden estar al alcance de todo el mundo sin que se sepa, y nos puede poner en verdadero peligro.

Volviendo al tema de la Nomofobia, este fin de semana pasado, mi compañero con el que hablé este tema y yo, nos dedicamos a preguntar aleatoriamente a diferentes pandillas de chicos y chicas (en el que, al menos, conociéramos a algún componente) si serían capaces de salir de casa sin el teléfono. Aunque la respuesta ya la sabíamos y no nos sorprendería que nos dijeran que no, nos sorprendió los motivos por los que llevan los teléfonos a la calle. El que más me chocó fue “yo mando mensajes a mis amigos aunque vayamos al lado porque nos criticamos unos a los otros y así no se enteran”… Esto es lo que hace que me preocupe con respecto a la generación que nos sucede, esos niños y niñas que no son capaces de hablar nada a la cara, ya que es más fácil enviar un mensaje y dejar el momento pasar.

Personalmente, espero que esto sea sólo una moda y pase con el tiempo, porque realmente es preocupante lo que le pasa a la juventud hoy en día…

miércoles, 8 de abril de 2015

El valor del dinero

Buenas a todos. Aprovechando que el blog vuelve a tener actividad y que aún estoy empezando el último trimestre y no tengo exámenes a la vista, me gustaría dedicar un ratito más a este espacio tan querido para mi. 

A parte de la entrada "Lecciones de la vida", que fue algo improvisado y sin mucho pensar, llevaba sin escribir desde antes de semana santa. El instituto me tenía demasiado absorbida, aunque al final todo esfuerzo tiene su recompensa.

Si soy sincera, la asignatura que menos me gusta es economía. Me parece muy superficial y aburrida. Las matemáticas no me disgustan porque me las tomo como un juego y, aunque a veces es pesado, me resulta hasta divertido. Sin embargo la economía es algo totalmente diferente. No es ni matemáticas, ni todo teoría, ni nada que se le parezca. Tengo que estudiar cosas que no me interesan y eso me resulta complicado. Sin embargo, por ser la asignatura que menos me gusta, es a la que más tiempo dedico para poder sacar buena nota, y al final, quiera o no, termina gustándome. Al menos, ya que haces algo, intenta disfrutarlo. 
Antes nunca veía la televisión cuando empezaban a hablar de cosas de economía porque no me enteraba de nada. Ahora cuando escucho algo sobre ello presto atención porque empiezo a entender de que hablan, me interesa y me gusta saberlo.

Pero bueno, lejos de alabar la economía, quiero decir que lo que más me ha llamado la atención es saber que el dinero actual es fiduciario. Esto significa que el dinero no vale nada, en realidad no son más que papeles y monedas. Su valor está en nuestra confianza de saber que vamos a un supermercado y es aceptado como medio de pago.

Antes, la gente usaba el trueque. Tú le dabas a alguien una cabra y a cambio te daba cinco gallinas. El dinero tal y como lo conocemos no existía. Por lo tanto, a mí me sorprende que algo que antes no existía, ahora se haga tan imprescindible.
Imaginad por un momento que fuéramos a un supermercado a comprar un jamón con un billete y de pronto nos dijeran que el dinero ha dejado de tener valor, que a no ser que le demos a cambio una vaca no nos da el jamón. El dinero no es nada. 
De hecho, creemos que existe más dinero del que en realidad hay en circulación. Si todo el mundo fuera hoy mismo al banco a retirar todo su dinero, descubriría que en realidad el banco no lo tiene. Porque el dinero que ingresamos y dejamos ahorrado, el banco se lo presta a otras personas para obtener beneficios, sólo deja una reserva. 


Así que ahora me pregunto, ¿cómo es posible que algo que antes no existía, ahora se convierta en una obsesión para muchos y en una escasez para otros? ¿Cómo es posible que haya personas muriendo de hambre en la calle porque no tienen dinero mientras que otros piensan que podrían nadar sobre billetes? Lo que más me molesta es pensar que hay personas ricas porque tienen millones ingresados en el banco, pero que en realidad ese dinero ni siquiera existe, solo es un número que realmente está en manos de otros.



Y aún así la gente tiene hambre. Aún así hay personas pidiendo en la calle, sin un techo, llorando por unas monedas. Cuando el dinero en realidad vale tan poco. 

Un dato más: "Una quinta parte de la población mundial, la que se encuentra en peor situación, posee en su conjunto menos que la persona más rica del mundo (actualmente Carlos Slim) y carece de los recursos básicos para subsistir: alimentos, agua potable y un techo donde cobijarse."

Es escandaloso ver cómo hay futbolistas que ganan millones de euros, o la misma Belén Estaban ingresa cantidades escandalosas, mientras que en otra parte del mundo (¡¿qué digo?! ¡Aquí mismo y en todos sitios!) hay personas sin un euro en el bolsillo. 
Cuánta injusticia estamos viendo con nuestros propios ojos... Yo tengo la teoría de que en el futuro (si es que conseguimos mantener el mundo en pie un años más), las personas estudiarán nuestra época al igual que nosotros estudiamos la exclavitud o el nazismo y les parecerá escandaloso pensar cómo pudimos vivir tan tranquilos, tan ciegos, viendo a nuestro alrededor tanto sufrimiento por algo tan material y tan poco real. 

Definitivamente, a pesar de lo aburrido que se me hace estudiar economía, no me arrepiento de hacerlo y mostrar interés. Porque todo lo que estudiamos nos sirve para abrir los ojos. Ahora también comprendo que la solución a estos problemas no es darle a una máquina para que se cree más dinero, que detrás de todo eso hay un sistema más complejo y que eso traería muchos problemas. Yo no soy nadie para hablar de estos temas, solo aporto mi opinión, y es que debemos dejar de ser tan materiales y de darle tanto valor al dinero. Al fin y al cabo nadie se puede llevar todas sus posesiones a la tumba. 


"Un punto de vista diferente" por Ismael

Hola a todos, yo también llevo algo de tiempo sin subir entrada, realmente porque no me sentía motivado. Pero esta semana he descubierto un punto de vista diferente al que solía tener y me gustaría compartirlo. 

Veréis, resulta que por motivos personales dejé de juntarme con los colegas de la infancia que tenia y este año me he sentido un poco mas motivado porque al encontrarnos después de estos años me han seguido tratando como un igual, y se que no me lo merezco debido a lo egoísta que fui, ya que solo me centré en mi mismo y no fui capaz de ver que había personas que si se preocupaban por mi…. Así que hemos estado quedando estos días y tengo que decir que ha sido impresionante… Pero quiero centrarme en los últimos días de esta semana para no hacer la entrada muy larga. Resulta que he salido con ellos de fiesta al botellón. Sí en efecto el odiado botellón de este blog. Y ahí e descubierto un punto de vista diferente, he podido experimentar en mis carnes lo que se vive allí, no puedo beber debido a la medicación que estoy tomando por los problemas del riñón pero estando no borracho y rodeado de gente borracha encuentras el sentido de los porqués… es cierto que te puedes encontrar cosas como las que dejó Andrea publicadas en una de sus entradas pero todo tiene sentido. La gente no solo bebe y se emborracha para divertirse, es cierto que ese es uno de los motivos primordiales pero también tienen problemas y por eso van allí para hacer lo que hacen, para poder desconectar de ellos y poder vivir la vida durante instantes sin que esos problemas te agobien. Aunque mucha gente lo vea escandaloso yo he logrado comprender que cada persona tiene su forma de evadirse y ellos lo hacen de esa forma…además que me lo pase muy bien, me reí mucho con las cosas que decían o hacían, pude conocer a gente nueva.. y lo mas importante... me sentía libre después de haber estado tanto tiempo reprimiendo sentimientos y tal. Es cierto que había algunas veces que personas llegaban a discutir pero eso está dentro de la naturaleza humana y se lleva a cabo tanto bajo los efectos del alcohol como sin estar borracho.

Tambien me encontré con muchachas que orinaban por ahí cerca como también mencionó Andrea, pero no se.. no lo vi tan malo.. después de todo es el sitio mas cercano para hacerlo y borrachas o no.. aunque parezca que es de tener poca vergüenza.. eso me demostró que son personas a las que no les importa nada lo que piensen de ellas y esa actitud me gusta. A decir verdad estaba cansado de sentirme excluido de la sociedad cuando realmente el que está excluido es porque quiere, pero esto no significa que por haber estado allí ya sea uno de ellos. Cuando no salía siempre pensaba que esos sitios eran para personas irresponsables, chulas, y corrientes, pero con estos pensamientos yo me estaba volviendo engreído, me sentía una persona culta y responsable cuando mi madre presumía de que yo no era como los demás”tirados” del botellón, pero ahora me doy asco por pensar así y no entender a esas personas. Creía que de esa forma era diferente a los demás y me sentía especial por ello, por no ir a esos sitios y no ser como los demás. Pero me he dado cuenta que ser diferente no significa eso, porque sé que soy diferente, tengo mi personalidad y mis gustos no han cambiado. Por dejarte llevar no vas a dejar de ser diferente si de verdad lo eres, ya que ser diferente no consiste en sentirte especial por no hacer lo que los demás no hacen…y yo lo admito pero desgraciadamente habrá gente que no lo admitirá porque son personas demasiado egocéntricas que piensan que todo lo que hacen ellos es lo correcto sin entender antes las razones de otras personas.

No hay que ver todo como si fuera un pecado, hay que probar cosas, de manera positiva, ya que si piensas sobre algo, lo que estás pensando es como tu quieres que sea cuando en realidad no tiene por qué ser así, que eso es lo que me pasaba a mi antes, criticaba el botellón porque en mis adentros realmente quería que fuese así de malo para poder sentirme especial al no ir, pero estaba equivocado y es justo lo contrario…como me decía mi padre ”si te tienes que equivocar, te equivocas, después rectificas” pues ahora es cuando estoy siendo coherente y realista…en fin… si la vida te da manzanas, cómetelas, experimenta en tus carnes las cosas antes de criticarlas, estando seguro de que es la critica correcta y no la que tu quieras que sea. 

domingo, 5 de abril de 2015

Lecciones de la vida

Acabo de cumplir diecinueve años. La verdad es que aún lo estoy asimilando pues no me lo acabo de creer. A veces siento que el tiempo se pasa demasiado rápido, el año que viene ya tendré veinte años y es una edad que hasta hace poco sentía demasiado lejana para mi. En realidad no siento que el tiempo pase, yo sigo siendo la misma, quizás un poco mayor, pero no diferente. Pero sí me he dado cuenta de que en estos diecinueve años he aprendido algunas cosas de la vida a base de experiencias y ya que llevo tanto tiempo sin publicar ninguna entrada, me gustaría compartir algunas de ellas con vosotros, aunque son cosas que por mucho que se digan, solo se aprenden cuando te das cuenta por ti mismo.

Con los años he aprendido que las personas con las que más discutes suelen ser con las que más tiempo pasas. La vida cotidiana da lugar a más disputas y guerras, pero tenemos que comprender que precisamente son esas personas las que dan sentido y forma a nuestra vida. Son incontables las veces que he discutido con mi hermana, mi madre... sin embargo son personas que por muchos roces que tengamos siempre están ahí y daría todo por ellos.

He aprendido que en la vida puedes llegar a odiar a alguien con todas tus fuerzas, llegar a sentir rencor y pensar que no quieres volver a hablar nunca con él/ella. Pero la vida es demasiado corta, y el tiempo que pasamos odiando o sin hablar con alguna persona por un malentendido u orgullo, es tiempo que perdemos y nunca recuperaremos. Por eso debemos saber controlar nuestros sentimientos, razonar y comprender que una persona que es capaz de perdonar, vive más tranquila y plenamente que otra cuyo interior está lleno de rencores del pasado. No dejes de pasar tiempo con las personas que quieres, nadie es perfecto y todos cometemos errores.

Esto anterior no significa que seamos tontos y nos dejemos humillar por los demás y no enfadarnos nunca. Al contrario, debemos saber defendernos, siempre con argumentos y teniendo la seguridad de llevar la razón y no dañar a los demás. Tenemos que luchar por nuestro bienestar y no dejar que nadie nos haga sentir mal, jamás.

El tiempo todo lo cura. Y es así. Aunque haya sucedido algo y en el momento te duela mucho, el tiempo termina curando las heridas o, al menos, haciendo que duelan menos. El tiempo puede ser nuestro mayor enemigo, pero en ocasiones puede ayudarnos a olvidar o disipar sentimientos que no deben estar ahí.

Si quieres que algo salga bien, debes hacerlo por ti mismo. Es tan simple como que tú tienes tus propias ideas y si quieres desarrollar alguna de ellas y realizarlas tal y como esperas, sólo podrás obtener resultados aceptables si luchas por conseguirlo con tus propias manos.

En los exámenes siempre hay que estudiar para un diez, porque aún así hay muchas probabilidades de que saques menos, por lo que si vas a por el cinco raspado seguramente termines suspendiendo. Esto también es aplicable a muchos otros ámbitos no escolares. Siempre que tengas que hacer algo, intenta hacerlo lo mejor que puedas.

Nunca es tarde si la dicha es buena. Hay épocas en las que uno tropieza y puede parecer que no hay remedio. Pero nunca es tarde para reprender el camino y luchar por nuestros objetivos. Sé que puede parecer fácil de decir y difícil de cumplir, pero es algo que solo se aprende a base de experiencias.

Si tienes una ilusión, cúmplela. No esperes a mañana porque puede que entonces ya no tenga sentido. Han sido muchas las veces ya que he dejado de hacer algo que en su momento deseaba con todas mis fuerzas y luego con el tiempo ya no me hacía ilusión hacerlas.

Un libro es el mejor compañero. Especialmente en los ratos de espera, en los tiempos muertos en los que no tienes nada que hacer. Pero aún es mejor cuando coges un libro por propia voluntad y lo lees con ganas, aunque al día siguiente tengas un examen y no tengas tiempo, pero esa sensación de no poder despegarte de un libro es lo mejor del mundo.

Nadie te querrá nunca como tu madre. Es algo que durante mi vida me han repetido una y otra vez y con el tiempo me he dado cuenta que es así. Una madre es un ser humano y puede tener mil errores, pero siempre intentará hacer lo mejor por nosotros y se dejará la vida por ello.

Son muchas más las cosas que he ido aprendiendo, pero no quiero hacer una entrada excesivamente larga así que solo quiero dar las gracias a todas las personas que están cada día junto a mi y que hacen posible mi sonrisa. Sin ellas nada tendría sentido, porque algo más que he aprendido es que las personas nos necesitamos las unos a las otras. Aunque creas que no necesitas nada de nadie, que te vastas tu solo, un día te darás cuenta de que al final una persona sola no es nada, y que nadie es más que nadie.

También me apetece compartir aquí el "Documenta tu vida" de estos dos meses que han sido maravillosos y no los cambiaría por nada. Un abrazo muy grande :)






viernes, 3 de abril de 2015

"Límites" por Adrián Rivas

Hola de nuevo, vuelvo aquí tras mucho tiempo sin escribir nada para hacer mención en el tema más relativo, junto al movimiento, que para mi existe; LA LIBERTAD.

Para hablar de ella, lo primordial es saber su significado. Libertad es, según en diccionario de la RAE; El derecho de un individúo a actuar con determinación propia en un campo y cumpliendo la LEY. Bien, ahora he de aclarar un punto importante: no es lo mismo libertad (cuya definición la di anteriormente) que omnipotencia (que es el poder de hacer lo que quieras cuando quieras sin ningún tipo de impedimento).

Mucha gente suele confundir estos términos; cuando hay una protesta o algo siempre hacen cosas que no son buenas (como causar daño público, faltar el respeto a algo de forma inimaginable, etc.) aclarando que tienen libertad para ello, pero lo que hacen en verdad bajo mi punto de vista es creerse que pueden superar la Ley humana, a la cual requieren cuando les convienen
Hablando sobre sus derechos, alegando lo que se merecen como ciudadanos sus privilegios y tal pero... ¿Alguien menciona las obligaciones? NO.
Ese es el problema del ser humano, su ambición, en vez de querer mas derechos para así cumplir contentos sus obligaciones lo que hacen es querer la omnipotencia y no hacer uso de sus obligaciones... lo peor es que se suelen engañar a si mismos pensando que lo hacen por la primera razón, porque la ambición es un demonio silencioso que corrompe con facilidad al ser humano sin que lo sepa..

Yo por eso hablo de la libertad como una ``libertad limitada´´ pues su interpretación correcta le daria a su concepto vulgar un término medio
Bajo mi punto de opinión, para que una sociedad funcionase debidamente debería de exclarecerse este punto y predefinir unos limites más claros y estrictos. Sé que muchos grupos me podréis tratar de falangista o algo por el estilo, pero solo soy alguien que piensa que piensa que para que una sociedad funcione hemos de recortar la libertad. Todos somos iguales a la Ley ¿Cierto? Pero si la Ley es débil habrá que intensificarla para que la gente aprecie más lo que tiene y haga un buen uso para su libertad.