domingo, 5 de abril de 2015

Lecciones de la vida

Acabo de cumplir diecinueve años. La verdad es que aún lo estoy asimilando pues no me lo acabo de creer. A veces siento que el tiempo se pasa demasiado rápido, el año que viene ya tendré veinte años y es una edad que hasta hace poco sentía demasiado lejana para mi. En realidad no siento que el tiempo pase, yo sigo siendo la misma, quizás un poco mayor, pero no diferente. Pero sí me he dado cuenta de que en estos diecinueve años he aprendido algunas cosas de la vida a base de experiencias y ya que llevo tanto tiempo sin publicar ninguna entrada, me gustaría compartir algunas de ellas con vosotros, aunque son cosas que por mucho que se digan, solo se aprenden cuando te das cuenta por ti mismo.

Con los años he aprendido que las personas con las que más discutes suelen ser con las que más tiempo pasas. La vida cotidiana da lugar a más disputas y guerras, pero tenemos que comprender que precisamente son esas personas las que dan sentido y forma a nuestra vida. Son incontables las veces que he discutido con mi hermana, mi madre... sin embargo son personas que por muchos roces que tengamos siempre están ahí y daría todo por ellos.

He aprendido que en la vida puedes llegar a odiar a alguien con todas tus fuerzas, llegar a sentir rencor y pensar que no quieres volver a hablar nunca con él/ella. Pero la vida es demasiado corta, y el tiempo que pasamos odiando o sin hablar con alguna persona por un malentendido u orgullo, es tiempo que perdemos y nunca recuperaremos. Por eso debemos saber controlar nuestros sentimientos, razonar y comprender que una persona que es capaz de perdonar, vive más tranquila y plenamente que otra cuyo interior está lleno de rencores del pasado. No dejes de pasar tiempo con las personas que quieres, nadie es perfecto y todos cometemos errores.

Esto anterior no significa que seamos tontos y nos dejemos humillar por los demás y no enfadarnos nunca. Al contrario, debemos saber defendernos, siempre con argumentos y teniendo la seguridad de llevar la razón y no dañar a los demás. Tenemos que luchar por nuestro bienestar y no dejar que nadie nos haga sentir mal, jamás.

El tiempo todo lo cura. Y es así. Aunque haya sucedido algo y en el momento te duela mucho, el tiempo termina curando las heridas o, al menos, haciendo que duelan menos. El tiempo puede ser nuestro mayor enemigo, pero en ocasiones puede ayudarnos a olvidar o disipar sentimientos que no deben estar ahí.

Si quieres que algo salga bien, debes hacerlo por ti mismo. Es tan simple como que tú tienes tus propias ideas y si quieres desarrollar alguna de ellas y realizarlas tal y como esperas, sólo podrás obtener resultados aceptables si luchas por conseguirlo con tus propias manos.

En los exámenes siempre hay que estudiar para un diez, porque aún así hay muchas probabilidades de que saques menos, por lo que si vas a por el cinco raspado seguramente termines suspendiendo. Esto también es aplicable a muchos otros ámbitos no escolares. Siempre que tengas que hacer algo, intenta hacerlo lo mejor que puedas.

Nunca es tarde si la dicha es buena. Hay épocas en las que uno tropieza y puede parecer que no hay remedio. Pero nunca es tarde para reprender el camino y luchar por nuestros objetivos. Sé que puede parecer fácil de decir y difícil de cumplir, pero es algo que solo se aprende a base de experiencias.

Si tienes una ilusión, cúmplela. No esperes a mañana porque puede que entonces ya no tenga sentido. Han sido muchas las veces ya que he dejado de hacer algo que en su momento deseaba con todas mis fuerzas y luego con el tiempo ya no me hacía ilusión hacerlas.

Un libro es el mejor compañero. Especialmente en los ratos de espera, en los tiempos muertos en los que no tienes nada que hacer. Pero aún es mejor cuando coges un libro por propia voluntad y lo lees con ganas, aunque al día siguiente tengas un examen y no tengas tiempo, pero esa sensación de no poder despegarte de un libro es lo mejor del mundo.

Nadie te querrá nunca como tu madre. Es algo que durante mi vida me han repetido una y otra vez y con el tiempo me he dado cuenta que es así. Una madre es un ser humano y puede tener mil errores, pero siempre intentará hacer lo mejor por nosotros y se dejará la vida por ello.

Son muchas más las cosas que he ido aprendiendo, pero no quiero hacer una entrada excesivamente larga así que solo quiero dar las gracias a todas las personas que están cada día junto a mi y que hacen posible mi sonrisa. Sin ellas nada tendría sentido, porque algo más que he aprendido es que las personas nos necesitamos las unos a las otras. Aunque creas que no necesitas nada de nadie, que te vastas tu solo, un día te darás cuenta de que al final una persona sola no es nada, y que nadie es más que nadie.

También me apetece compartir aquí el "Documenta tu vida" de estos dos meses que han sido maravillosos y no los cambiaría por nada. Un abrazo muy grande :)






4 comentarios:

  1. Primer Comentario!! Wiii!! :3 Bueno, pues lo primero es que eso de que ya tienes 19 años y ya mismo los 20 solo quiere decir que el tiempo pasa, pero la edad es sólo un número que aumenta y nos "capacita" de cosas, pero no deja de ser sólo eso, un número. Estoy totalmente de acuerdo con todas las lecciones que te da la vida, pero el mejor consejo que he escuchado por casualidad esta mañana es que "no vamos a vivir para siempre, pero sólo tenemos que preguntarnos una cosa, ¿estamos siendo la mejor persona que podemos ser?", a raíz de aquí hay que comenzar a vivir NUESTRA vida, sin que nadie nos la cuestione, ya que los que somos perfectos somos nosotros a nuestra manera, no ese modelo de sociedad que nos presentan día a día. Respecto al Documenta tu Vida, es simplemente MARAVILLOSO, no sabía que estabas grabandome mientras cambiaba la partitura y desaguaba jajaja, me pillasteis in fraganti... Espero que podamos pasar muchísimos momentos igual de buenos o mejores como los del vídeo durante mucho tiempo, sin que este nos importe en absoluto ni nos atormente con la edad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jesús David :) No sé por qué te sorprende tanto ser el primero en comentar, si en este blog parece que comentar cueste dinero, osú... jajaja
      Me ha gustado mucho tu comentario. Tienes razón, la edad al fin y al cabo solo es un número, no significa nada más allá de eso. Hay que vivir la vida intentando siempre dar lo mejor de nosotros, a nuestra manera, siendo felices, siempre y cuando no molestemos a nadie.
      Yo estoy muy contenta con todo lo vivido hasta ahora y por vuestra compañía, porque sin vosotros nada sería lo mismo. Porque la vida puede llegar a ser muy vacía sin personas que la llenen. Y yo doy las gracias todos los días porque estáis ahí, y porque podemos vivir momentos como los del vídeo y muchos más :) Muchas gracias por comentar, espero nuevas entradas y que nos volvamos a ver pronto :) ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Hola Andrea, me gusta mucho esta entrada, la leo y no puedo evitar verte plasmada en ella. Sé que parece obvio, la has escrito tú ¿no? pero no me refiero a eso, me refiero a que es el reflejo de tus normas morales para vivir la vida. Cuando haces algo o tomas una decisión siempre acabas por poner estas conclusiones como normas para decantarte por una u otra opción. Creo que son muy acertadas, es una forma bastante madura de tomarse la vida y afrontar las situaciones. A todo este compendio de lecciones me gustaría añadir la que más te destaca que según parece no está en la entrada: "No hay que forzar el destino". Creo que esta es la que mejor te define, muestra mucha prudencia por tu parte, te cuidas mucho de arriesgarte a recibir decepciones. Tan solo me gustaría proponer dos nuevas lecciones que la vida me ha enseñado a mi, la primera: "Nunca te arrepientas de nada de lo que no te arrepentiste en el momento en que lo hiciste" no des marcha atrás, actúa según tus sentimientos y tu intuición y sabrás que en ese momento habrás hecho lo que tu corazón te dictó. La segunda: "Vive tu presente de forma que en el futuro puedas recordar un hermoso pasado" vive al máximo, disfruta, experimenta, sonríe, imagina, sueña y comparte, arriesga y nunca dejes nada por hacer. Nunca te arrepientas de haber dejado algo sin hacer por miedo fracasar.
    Solo falta decirte que he visto el vídeo muchas veces y es genial me encanta la música que has elegido, es muy... "nostálgica", me encanta que todos tengamos tantos momentos buenos como para merecer ser recordados en tus "Documenta tu vida", haz más de esos eh jajaja. ¡Un abrazo enorme! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Antes que nada muchísimas gracias por comentar. Estoy muy contenta porque últimamente el blog tiene mucha actividad :)
      Quiero aclarar que si no he incluido mi norma primordial de "no forzar el destino" es por una razón lógica. Es una norma que he aprendido a base de equivocaciones, por ejemplo, muchas veces que tenía un objetivo que en un primer momento estaba lleno de obstáculos y yo hacía todo lo posible por conseguirlo, pasando por encima de todas las casos, la mayoría de veces terminaba arrepintiéndome porque todo terminaba saliendo mal. Por poner un ejemplo, el día que quise quedarme en la calle con Peque Mazu a pesar del frío que hacía y luego estuve una semana resfriada jajaja
      Por eso ahora siempre de hacer algo intento valorar las posibles consecuencias de mis actos y ver si merece la pena "forzar el destino". Sin embargo, no es una norma que se pueda aplicar a todo, porque tomar la decisión de no forzar el destino significaría no luchas por nuestros objetivos y nuestros sueños. A mi entender, hay que perseguir nuestros objetivos, valorando los pasos que demos y las consecuencias.

      Por otro lado me gustan mucho tus dos lecciones. No puedes arrepentirte de algo que en su momento te hizo sonreír. Hay que vivir como bien dices, hacer todo lo que nos haga felices, y desde luego de lo único que te puedes arrepentir es de aquello que no hayas hecho.

      Me alegro de que te guste el vídeo, de nuevo os digo que si es posible es gracias a vosotros, que sois las personas que llenan de sonrisas los vídeos y mi vida. Me siento muy feliz por tener todo lo que tengo hoy en día y poder compartirlo con las personas a las que quiero :) ¡Un abrazo gigante!

      Eliminar