sábado, 24 de enero de 2015

Fe en la humanidad

El otro día presenciaba una conversación en la que una parte argumentaba que el mundo cada vez va peor y la mayoría de personas tienen malos hábitos, malos sentimientos y vamos en decadencia. Es cierto que cada vez que ponemos la televisión vemos noticias de atentados, estafas, engaños, maltratos... podemos pensar que es cierto, que las personas en nuestra mayoría somos egoístas, manipuladores, fríos, calculadores, etc 

Sin embargo, una persona dijo que en el mundo en realidad hay más personas buenas que malas, pero lo malo suena más. 

Todo el mundo habla de los sucesos dramáticos e injustos, pero porque a la gente le gusta el drama. Todos hablan de las personas que mienten, traicionan, pegan... pero pocos hablan de los que hacen el bien, de los que luchan limpiamente por ganarse un futuro, de los que ayudan a los demás... 
Es por eso que pensamos que el mundo está corrupto, y podemos sentirnos tristes pues es lo único que escuchamos. Sin embargo, si miramos más detenidamente veremos que también hay buenas intenciones, personas que dejan la vida por los demás, pero no les prestamos atención. 

No puedo hablar de estadísticas, pero estoy segura de que hay muchísimas personas buenas en el mundo, pero solo somos capaces de hablar de lo malo que vemos. Pero no nos dejemos engañar ni entristecer por lo que oímos, y cada vez que escuchemos malas noticias y nos parezca que el mundo se viene abajo, recordemos que hay millones de personas buenas y que debemos luchar por ser una de ellas. 

Un abrazo,

domingo, 18 de enero de 2015

"Dejar pasar el tren"

Uno de los inconvenientes de ser nostálgico es el hecho de pasar demasiado tiempo recordando momentos del pasado que marcaron un antes y un después hasta el punto de, a veces, descuidar el presente. Estar siempre con la cabeza en las nubes y dejar pasar muchos momentos por ingenuidad, inseguridad u otros motivos intrascendentes y darse cuenta mucho después, cuando esos momentos pasan a formar parte del pasado y nos encontramos analizándolos friamente.

Es fácil decir que debemos aprovechar cada segundo, cada oportunidad, saber apreciarlo todo. Pero en la práctica es más difícil. Es complicado ver todo lo bueno que tienes cuando lo observas de cerca, y creo que es una estupidez dejar pasar grandes detalles por vivir insistiendo en apreciar los pequeños. 
Luego pasa el tiempo y, a pesar de que te pasas toda la vida cumpliendo todos tus sueños para no arrepentirte de nada cuando seas mayor y lo cuentes a tus nietos, siempre hay algo que se te escapa, algo en lo que pensar y sentir que no hiciste lo correcto. Una oportunidad que dejaste escapar, un paso que no te atreviste a dar, quizá porque entonces no era importante, y con el paso del tiempo te das cuenta de que tenía más importancia de la que pensabas.
Las personas cambian, por mucho que nos empeñemos en evitarlo. Maduramos y observamos detalles que antes no nos importaban, que pensábamos que nunca nos importarían. 
Es una tontería querer tener una vida perfecta. Nadie va a escribir un libro sobre nosotros, a nadie le va a importar dentro de cien años (ni siquiera en un año) qué hayas hecho o dejado de hacer en tu vida. Y los momentos que dejes pasar son momentos que pierdes, en esta vida en la que el tiempo cada vez es algo que se nos escapa más rápidamente y en vano. 
Es fácil juzgar las decisiones de los demás, pues no nos afectan ni nos duelen. Sin embargo es difícil reconocer cuando nos equivocamos nosotros mismos, cuando volvemos la vista atrás y vemos que todo está genial y, estás seguro de que no cambiarías realmente nada porque ello significaría cambiar todo lo vivido hasta ahora. Sin embargo, esperas en un futuro tomar algunas decisiones más objetivas, poder dar pasos más importantes sin miedo y vivir más en el presente, valorando todas las oportunidades y a personas que están junto a nosotros. 
Escribí esto ayer como una reflexión, pero he decidido publicarlo para dar señales de vida ya que desde principios de este mes no he escrito nada en el blog, y como vuelve la época de exámenes en la universidad, supongo que ni Paxo, Roberto ni Mazuelos escribirán mucho (aunque menos de lo que escriben normalmente ya es difícil) 
Un abrazo gigante a todos, espero que el año haya comenzado bien :) 

"Al vivir algo emocionante, a veces las sensaciones le llegan a uno mucho después, cuando se tranquiliza" 28 días (David Safier) 



sábado, 17 de enero de 2015

Las Prisas de la Palabra

Comienza el 2015, se acaban las vacaciones y vuelve la rutina... Para este 2015, una de las cosas que me he propuesto ha sido escribir un poquito más aquí. Mi primera entrada de este año es un pequeño poema de autor anónimo que leí el ayer en la pared del Café Cultural "Poética" de Puente Genil.

LAS PRISAS DE LA PALABRA
Me falta una palabra, una palabra solo…

Un niño pide pan, yo pido menos.

Una palabra dadme y tendremos un paisaje;

comprended, escuchad: cualquiera de vosotros,

olvidada entre vuestras ropas, o en vuestros bolsos,

o en vuestros cuerpos, podéis tener esa palabra.

Cada día más familias rotas, miles de muertos,

la necesito, ¿no veis cuanto sufrimiento?

Yo comprendo, hemos vivido un año más y eso

es muy duro, para vivir un año es necesario

morirse muchas veces mucho, entre las varias

veces en que muero al día, y los muchos días

que ansío morir, y no muero.

Me voy soñando, vengo de escribir,

¿Qué es eso que va volando?

La palabra PAZ, su mundo nos está mostrando...

Una vez más, dadme una palabra.
 
Espero que os haya gustado a tod@s. Un abrazo enorme, y felíz año nuevo con retraso.

jueves, 1 de enero de 2015

¡Feliz 2015!

Definitivamente se nos ha acabado el 2014 y damos paso a un nuevo año y, con él, a nuevas ilusiones, proyectos retos y mucho más. Como se suele decir, tenemos de nuevo un libro en blanco para escribir en él miles de momentos que vivamos y yo sólo pido que esté lleno de salud y que podamos pasarlo de nuevo todos juntos, pues es lo más importante.

El 2014 ha sido para mi uno de los mejores años hasta ahora, sin exagerar. Hemos vivido miles de momentos y en la mayoría siempre hemos tenido una sonrisa en la cara. Estoy muy contenta con todo lo vivido pues este año ha estado cargado de nuevas oportunidades y siento que todo ha merecido la pena.

Quiero dar las gracias a todos los que habéis estado junto a mi, así como al mundo entero porque a pesar de que no es perfecto, si lo miras con una sonrisa te la termina devolviendo. Sé que este año habré cometido muchos errores, y por todos ellos pido perdón. Este nuevo año quiero mejorar muchísimo, intentar seguir apreciando cada segundo de la vida, intentar ser mejor persona, y ¡ojalá este año sea igual o mejor que el anterior! Lucharemos por ello.

Como propósito de año nuevo llevo algún tiempo ideando un proyecto que tengo muchas ganas de empezar. Todos los años me gusta hacer un vídeo con los mejores momentos vividos, pero me he dado cuenta de que es imposible resumir en un vídeo tantos momentos y muchos se quedan perdidos en el baúl de los recuerdos, por lo que he pensado en subir un vídeo cada mes, porque así además creo que me esforzaré más aún en apreciar las pequeñas cosas para poder reflejarlo en los vídeos. Así que a final de enero intentaré subir un vídeo con todas las fotos y vídeos que hagamos :)

Y bueno, no me entretengo más porque hoy no tengo mucho tiempo ni mucho que decir, así que dejo aquí el vídeo de este magnífico 2014.

¡Feliz año a todos! Un abrazo súper gigante.