sábado, 24 de enero de 2015

Fe en la humanidad

El otro día presenciaba una conversación en la que una parte argumentaba que el mundo cada vez va peor y la mayoría de personas tienen malos hábitos, malos sentimientos y vamos en decadencia. Es cierto que cada vez que ponemos la televisión vemos noticias de atentados, estafas, engaños, maltratos... podemos pensar que es cierto, que las personas en nuestra mayoría somos egoístas, manipuladores, fríos, calculadores, etc 

Sin embargo, una persona dijo que en el mundo en realidad hay más personas buenas que malas, pero lo malo suena más. 

Todo el mundo habla de los sucesos dramáticos e injustos, pero porque a la gente le gusta el drama. Todos hablan de las personas que mienten, traicionan, pegan... pero pocos hablan de los que hacen el bien, de los que luchan limpiamente por ganarse un futuro, de los que ayudan a los demás... 
Es por eso que pensamos que el mundo está corrupto, y podemos sentirnos tristes pues es lo único que escuchamos. Sin embargo, si miramos más detenidamente veremos que también hay buenas intenciones, personas que dejan la vida por los demás, pero no les prestamos atención. 

No puedo hablar de estadísticas, pero estoy segura de que hay muchísimas personas buenas en el mundo, pero solo somos capaces de hablar de lo malo que vemos. Pero no nos dejemos engañar ni entristecer por lo que oímos, y cada vez que escuchemos malas noticias y nos parezca que el mundo se viene abajo, recordemos que hay millones de personas buenas y que debemos luchar por ser una de ellas. 

Un abrazo,

4 comentarios:

  1. Hola! a veces yo tambien he pensado lo mismo, pero con tantas noticias que salen últimamente la verdad que uno hasta comienza a dudar u.u

    Saludos! y te sigo de la iniciativa de blogs asociados =)

    ResponderEliminar
  2. Hola Andrea. Estoy totalmente de acuerdo contigo, desde hace mucho tiempo solo nos cuentan las cosas malas que pasan y está claro que si una persona mata a otra y otra persona ayuda a alguien a salir de una casa en llamas, aunque se cuenten las dos noticias, la gente dirá "hay que ver, asesinato a sangre fría". Por desgracia nosotros mismos nos encargamos de hacer más eco a las malas noticias como tú bien dices. Está en nuestra mano compensar la balanza y hacer de este un mundo mejor. Un grano no hace montaña, pero muchos granos sí, cada uno de nosotros somos un pequeño grano y esta en nuestras manos cambiar el mundo desde nosotros mismos.
    Una buena reflexión. Un abrazo enorme :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, al fin y al cabo somos nosotros mismos los que tendemos a comentar más sobre las malas noticias que sobre las buenas. Es necesario conocer todo lo que ocurre, pero no perder la fe ni la esperanza y ser conscientes de que hay muchas buenas acciones y tenemos que contribuir a fomentarlas. Un abrazo :)

      Eliminar