domingo, 18 de enero de 2015

"Dejar pasar el tren"

Uno de los inconvenientes de ser nostálgico es el hecho de pasar demasiado tiempo recordando momentos del pasado que marcaron un antes y un después hasta el punto de, a veces, descuidar el presente. Estar siempre con la cabeza en las nubes y dejar pasar muchos momentos por ingenuidad, inseguridad u otros motivos intrascendentes y darse cuenta mucho después, cuando esos momentos pasan a formar parte del pasado y nos encontramos analizándolos friamente.

Es fácil decir que debemos aprovechar cada segundo, cada oportunidad, saber apreciarlo todo. Pero en la práctica es más difícil. Es complicado ver todo lo bueno que tienes cuando lo observas de cerca, y creo que es una estupidez dejar pasar grandes detalles por vivir insistiendo en apreciar los pequeños. 
Luego pasa el tiempo y, a pesar de que te pasas toda la vida cumpliendo todos tus sueños para no arrepentirte de nada cuando seas mayor y lo cuentes a tus nietos, siempre hay algo que se te escapa, algo en lo que pensar y sentir que no hiciste lo correcto. Una oportunidad que dejaste escapar, un paso que no te atreviste a dar, quizá porque entonces no era importante, y con el paso del tiempo te das cuenta de que tenía más importancia de la que pensabas.
Las personas cambian, por mucho que nos empeñemos en evitarlo. Maduramos y observamos detalles que antes no nos importaban, que pensábamos que nunca nos importarían. 
Es una tontería querer tener una vida perfecta. Nadie va a escribir un libro sobre nosotros, a nadie le va a importar dentro de cien años (ni siquiera en un año) qué hayas hecho o dejado de hacer en tu vida. Y los momentos que dejes pasar son momentos que pierdes, en esta vida en la que el tiempo cada vez es algo que se nos escapa más rápidamente y en vano. 
Es fácil juzgar las decisiones de los demás, pues no nos afectan ni nos duelen. Sin embargo es difícil reconocer cuando nos equivocamos nosotros mismos, cuando volvemos la vista atrás y vemos que todo está genial y, estás seguro de que no cambiarías realmente nada porque ello significaría cambiar todo lo vivido hasta ahora. Sin embargo, esperas en un futuro tomar algunas decisiones más objetivas, poder dar pasos más importantes sin miedo y vivir más en el presente, valorando todas las oportunidades y a personas que están junto a nosotros. 
Escribí esto ayer como una reflexión, pero he decidido publicarlo para dar señales de vida ya que desde principios de este mes no he escrito nada en el blog, y como vuelve la época de exámenes en la universidad, supongo que ni Paxo, Roberto ni Mazuelos escribirán mucho (aunque menos de lo que escriben normalmente ya es difícil) 
Un abrazo gigante a todos, espero que el año haya comenzado bien :) 

"Al vivir algo emocionante, a veces las sensaciones le llegan a uno mucho después, cuando se tranquiliza" 28 días (David Safier) 



5 comentarios:

  1. Hola! Es cierto eso que dices que nos pasamos la mayor parte del tiempo recordando viejos momentos en los que hicimos cosas que queremos recordar, sobre todo nosotros, que siempre, en algún momento decimos eso de "¿os acordais cuando...?"... Eso que dices de que cuando le contemos a nuestros nietos cosas que hicimos cuando fuimos jovenes pero siempre habra cosas que no eran las correctas y que han cambiado nuestro camino en la vida, son esas las cosas que hacen que nuestra vida sea perfecta a nuestra manera... Imaginame cuando tenga 80 años y le esté diciendo a mi nieto Jesuda III "el 4 de Agosto de 2012, cuando yo tenia 15 años, conoci a una niña que me hizo cambiar por completo,,,"... ¿Qué hubiera pasado si no te hubiera parado? ¿Acaso fue correcta la manera de conocernos?, y sobre todo, ¿Acaso has cambiado mi vida para mal?... Yo pienso que todo lo que hacemos ahora será lo que haga nuestra vida perfecta a nuestra manera, ¿a mi que más me da si a alguien no le gusta mi manera de vivir mi vida?, que la viva esa persona como quiera, yo no me meto con nadie por como viva... Creo que me he ido un poco por las ramas jajaja Muy bonita la frase del final! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué comentario más bonito Jesús David :) Tienes razón, lo bonito de la vida en verdad es que no hay un mapa dibujado que debamos seguir, sino que vamos a ciegas y podemos tropezar, podemos no hacer siempre lo correcto pero a veces, lo que no estaba planeado termina convirtiéndose en un buen recuerdo. Por eso no hay que arrepentirse del pasado, simplemente seguir mirando hacia adelante, intentar ser buenas personas y vivir la vida a nuestra manera, sabiendo apreciar cada instante con una sonrisa. ¡Un abrazo gigante! :)

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo y me siento identificado todos alguna vez nos aferramos tanto a algo de un pasado q ya caduco y no somos capaces de vivir y prosperar en nuestro presente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso hay que ser más objetivos y centrarnos más en lo que tenemos que en lo que ya ha pasado. Un abrazo, gracias por comentar :)

      Eliminar
  3. "Nunca te arrepientas de algo que has hecho si no te arrepentiste en el momento justo en que lo hiciste, pero procura sobre todo evitar arrepentirte de algo que no llegaste a hacer". Esta es una de esas frases que yo mismo he creado a base de errores en la vida. Creo que se explica por sí sola. Hagas lo que hagas en la vida, preocúpate por sentir que quieres hacerlo más que por si es o no correcto. Vida solo hay una y el día de hoy morirá esta noche para siempre. Si tienes tu oportunidad delante, abrázala, agárrala, estrújala o muérdela si quieres, pero no la dejes escapar. Procura no tener que arrepentirte de haberla dejado ir por miedo, inseguridad o temor al fracaso. Vive tu vida al máximo. Un abrazo enorme, sigue publicando entradas así ^_^

    ResponderEliminar