viernes, 14 de febrero de 2014

San Valentín

    Hola a todos, creo que era demasiado obvio que hoy iba a hablar sobre el célebre "Día de San Valentín". No me gustaría dejar pasar un día tan especial sin, al menos, dejar constancia escrita de mi humilde opinión sobre él.

    El Día de San Valentín tiene un origen que seguro que todos conocéis pero que, si no os importa me gustaría contaros por si alguien no lo sabe. Esta historia la oí de pequeño asique siento mucho si varía un poco de la original.

    Todo empezó hace muchos años, cuando un cura llamado Valentín se dedicaba a casar en secreto a los soldados que se alistaban al ejercito. El motivo era sencillo, al estar casados, no podían darle un destino que pusiera en peligro su vida ni que lo alejara de su amada esposa, el objetivo era intentar impedir que las esposas quedasen viudas. El padre Valentín se dedicó durante años a casarlos en secreto hasta que un día, 14 de febrero, lo descubrieron y lo condenaron a muerte. En homenaje a la labor de aquel buen hombre, se celebra tal día como hoy el día mundial de los enamorados, el "Día de San Valentín".



    En la actualidad, celebramos este día de muchas formas diferentes, cada uno vive su amor como quiere, el amor es libre. Hay quien aprovecha para declararse a ese amor imposible que lo vuelve loco, hay quien sorprende a su pareja con flores, bombones, osos de peluche, etc. cualquier detalle romántico que manifieste el amor que siente hacia la otra persona. Incluso hay quien planea para este día algo especial para hacer con su pareja: un pic-nic, una escapada romántica, un viaje sorpresa... lo importante de este día son dos cosas: En primer lugar, dejarle claro a esa persona que estas enamorado/-a de ella /él. En segundo lugar, pasar el día juntos de la forma más especial que se os ocurra, todo vale.


    Nadie quita, por supuesto, el hecho de que las empresas hayan llevado este día a un plano más comercial, de modo que ellos obtengan algún tipo de beneficio económico. Por duro que suene, "comercian con nuestros sentimientos". Aprovechan que estas enamorado para hacerte creer que si en el día de hoy no le regalas a tu amada flores, bombones, peluches, anillos, collares, pulseras, y una larga lista de cosas, ella no te va querer más o peor aún, te va a dejar. Esto es absurdo. El amor no funciona así. Es cierto que es un detalle hermoso celebrar el día de los enamorados con tu enamorado/-a, pero el año tiene 365 días, ¿Por qué amarse solo un día? ¿Qué pasa con los otros 364? ¿Ya no quieres a tu pareja? Creo que la respuesta es que este día se creó para "recordarle" a esa persona maravillosa y especial que la amas, pero no olvidéis que los 364 días restantes son para "demostrarselo". Es necesario oír "te quiero" pero sienta mejor pensar: "me quiere", sin oírlo.

     Sea como sea, lo cierto es que hoy es un día especial para todas esas parejas que se aman y se cuidan diariamente, y hoy más que nunca, se les felicita por haberse encontrado mutuamente y haber decidido emprender un camino juntos que, ojalá, nunca acabe. Hoy es el día de sentirnos agradecidos y afortunados por habernos encontrado en nuestro camino a esa persona que tanto queremos y que nos hacer ser felices segundo tras segundo con un simple gesto, una simple mirada, una simple sonrisa, ... solo con su existencia. Hoy es el día de agradecérselo a esa persona también, compartiendo con ella lo que sentimos y haciéndola sentirse la persona más especial del mundo y la más valorada.


     "Aprende a valorar lo que tienes antes de que la vida te enseñe a valorar lo que perdiste" leí en algún sitio un día. Estoy seguro de que cada uno de vosotros ya es consciente de lo afortunado que es simplemente por el hecho de poder celebrar este día en compañía de la persona que más ama en el mundo. Dicho esto, solo me quedan dos cosas que deciros antes de despedirme. Primero, que intentéis aprovechar, no este día, sino todos los que compartáis con vuestra pareja, al máximo, como si fuera el último. Y segundo, quiero desearos a todos un muy feliz Día de San Valentín y agradeceros una vez más haber dedicado un poco de vuestro tiempo a leer una de tantas tonterías que alguien como yo podría decir en un día como este. Muchas gracias a todos, hasta pronto. Comenten.




"Los Miserables"

Bonito día el de hoy, 14 de febrero, San Valentín. Había pensado en hablar hoy sobre qué me parece este día, sobre el amor... pero me he dado cuenta de que todo lo que yo diga sobre este tema va a ser redundante, pues todos estamos ya hartos de escuchar hablar del amor. Quizás otro día me sienta más motivada para hablar de este tema. Hoy sólo puedo decir que creo que el amor es algo que se demuestra día a día, con hechos más que con palabras. Pero si somos realistas, veremos que eso es fácil de decir, pero que la realidad es que hoy en día el amor apenas se demuestra, así que supongo que está bien que exista este día de San Valentín, en el que los más enamorados se sienten protagonistas, y en el que los que empiezan a tomar el amor como una rutina, tienen un motivo para recobrar la ilusión.
                                                                                                            

Abrid los ojos, no obligatoriamente hoy se tienen que regalar peluches, bombones y flores. Yo creo que con actos se demuestra mucho más. Para los que estéis enamorados, os recomiendo que queráis a vuestra pareja cada día, y la hagáis sentir especial a cada segundo, y especialmente hoy deberíais pasar el día juntos y comeros a besos, disfrutad de este día con la persona que queréis, y si aún no la habéis encontrado, tampoco os preocupeis por estar hoy solos, pues puede que un día marcado como hoy sea solitario y triste, y quizás mañana, sin ser un día nada importante, conozcáis a una persona con la que paséis miles de días románticos mucho  mejores que este. Vamos, que San Valentín puede ser
cualquier día que paséis con la persona que améis.


Y ya después de esta introducción que he escrito sobre la marcha, voy a hablar de lo que realmente quería hablar hoy. Últimamente no tengo mucha inspiración para escribir, y creo que mis pensamientos no van a resultar demasiado interesantes de leer. Pero hoy me ha motivado a escribir una película que vi ayer (jope, ahora parece que voy a copiar la entrada de Mazuelos). Bueno, yo no voy a recomendaros que veáis esta película, porque quizás no os guste, sólo os voy a decir que a mí personalmente me ha impactado mucho, por ser algo diferente a lo que estamos acostumbrados a ver, por tener mucho sentimiento y estar basado en algo que ocurrió de verdad y que fue un hecho muy importante en la historia.

Hablo de la película "Los Miserables". A mí me sonaba el título, sabía que había un libro, pero la verdad es que no lo había leido. Ayer mi madre alquiló la película en el vidioclub, y cuando empezó a verla se decepcionó mucho pues es una película musical, es decir, que se pasan toda la película cantando, en vez de hablando, y encima cantan en inglés, pues la película no tiene opción de ponerla en español, solo puedes poner los subtítulos y tienes que estar leyendo todo el rato. Mi madre y mi hermana dejaron de ver la película en cuanto empezó, pero yo me quedé enganchada, pues era algo diferente a las películas normales que todos estamos acostumbrados a ver. Vale, fue un poco rollo tener que estar todo el rato leyendo los subtítulos, pero la película fue preciosa. Está basada en unos años después de la Revolución Francesa, cuando tras la derrota de Napoleón y todo eso, Francia vuelve a tener un rey. Bueno, a mí es que me encanta la historia, y la Revolución Francesa me parece algo espectacular. Además la película se basa en varias historias que suceden en torno a una historia principal. Hay varios personajes protagonistas, cada uno con su historia y circunstancias. Los sentimientos están a flor de piel. Uno de los personajes principales, se caracteriza por su intención de querer hacer el bien, pero ser siempre perseguido por un error del pasado; también destaca la principal historia de amor; y la lucha por sobrevivir de todas las personas.
 A mí me ha resultado muy emocionante, y me impactaron las escenas en las que se muestra la Francia de aquél tiempo, y ver cómo la gente, desesperada viendo que volvía a estar oprimida por la autoridad del rey, quiere volver a revelarse y empiezan a hacer barricadas y luchar por su libertad.





Aparte de que a mí me gustan las películas inspiradas en esta época, esta película me ha marcado por las canciones: por el sentimiento que hay en ellas, porque esas palabras dichas de forma hablada pueden resultar fáciles de olvidar, pero al escucharlas cantadas, y ver cómo los actores han dado todo de sí... es que me quedo sin palabras... Hoy he buscado en youtube para volver a escuchar algunas de las canciones, y he descubierto que la película está basada en un libro, y en un musical, y que además hay versión en español. Creo que el musical debe de ser mucho mejor que la película, y se ve que es muy famoso, no entiendo cómo no he sabido nada de ésto hasta ahora. Directamente he añadido a mi lista de sueños por cumplir: "Ir al musical de Los Miserables". Pero no pienso dejarlo ahí escrito y que quede en el olvido, quiero ir de verdad, de hecho he mirado en internet y he visto que ahora hay una gira por España, y que este verano estará por Andalucía. Así que si me es posible me encantaría ir, porque si la película me ha emocionado tanto, no me quiero ni imaginar verlo en directo...  http://www.losmiserables.es/

La verdad es que la película incluso me ha hecho llorar en varias ocasiones, y eso no lo han conseguido muchas películas. Además el reparto de actores es magnífico, y las canciones... cuanto más las escucho más me gustan. Pero como he dicho antes, al que no le guste la historia, y no tenga ganas de pasarse dos horas y media leyendo subtítulos, va a ser un rollo ver la película, eso lo sé. Pero nunca está mal abrir la mente y ver cosas nuevas, así que sin duda yo os recomendaría que intentarais verla, y sino al menos escuchad las canciones en español en youtube. ¡Yo me tengo que leer el libro!




(En la película, como ya he dicho, cantan en inglés, pero también hay versiones en español )

Bueno, ya he escrito bastante por hoy, aunque seguramente lo que más interesante os resulte de leer sea lo primero. Pero ya tenía ganas de escribir, y esta película me ha gustado tanto que me gustaría que todos la sintierais igual.


Un abrazo muy grande a todos, Andrea.


lunes, 10 de febrero de 2014

EL EFECTO MARIPOSA

     Hola a todos, sé que llevo mucho tiempo sin escribir, bueno, más bien, no he escrito nunca nada, lo siento mucho, a veces no me apetecía, otras veces no encontraba motivación, o a veces simplemente tenía otras cosas que hacer y ocuparon todo mi tiempo libre.

   La verdad es que llevo mucho tiempo sintiendo que necesito escribir algo, ya sea por iniciativa propia, o al ver las entradas que han publicado los demás. Supongo que a mí también me apetece publicar algo realmente bueno e increíble, pero no va a poder ser esta vez.




     Voy a hacerle caso a alguien que una vez me dijo que para escribir algo solo necesitabas hablar con el corazón, y esta vez quiero hablar sobre algo que me ha impactado mucho. Hace unos días vi una película que realmente me inspiró a escribir pero por alguna razón no lo hice. La película se llama "El efecto mariposa" y trata sobre unos niños pequeños que tuvieron una infancia difícil, el protagonista, Evan Trevor sufre repentinos ataques de pérdida del conocimiento, durante los cuales hace una serie de cosas extrañas de las que luego no consigue acordarse. Un psicólogo le aconsejó que todo lo que hiciera día a día lo apuntara en un diario.



    Estos jóvenes un día hicieron una gamberrada que marcaría sus vidas. Poco a poco se fueron separando, se hicieron mayores y llegaron a la universidad. Sus vidas a partir de ese momento solo pudieron ir a peor. Un día, Evan descubrió que leyendo sus diarios tenía el poder de transportarse a ese momento y ocupar su propio cuerpo de niño pequeño y podía controlar sus movimientos y sus palabras, podía reescribir el pasado. Rápidamente comprendió el por qué de esos ataques que le daban cuando niño. Evan usó este poder para intentar arreglar el presente y los problemas que él causó de joven a sus amigos. Viajó al pasado para cambiar una mala acción que realizó pero, al volver al presente, su presente había cambiado. El cambio que realizó en su pasado cambió por completo su presente. Como ese presente era injusto para otro de sus amigos, decidió volver al pasado para ayudarlo pero, al volver al presente, este había vuelto a cambiar, perjudicando a otra persona. De esta forma, el joven Evan fue viajando al pasado y cambiando el presente hasta que se acabó perjudicando él mismo y comprendió que el pasado no debe ser alterado. El final de la película os lo dejo para que lo descubráis vosotros mismos, es una película muy interesante que os recomiendo ver, merece la pena.

     Este desenlace cobra más sentido aun si cabe en la frase que abre la película: "Efecto mariposa o Teoría del Caos: Algo tan pequeño como el aleteo de una mariposa, puede causar un tifón al otro lado del mundo."


    Esta película me ha hecho darme cuenta de algo muy importante, cada acción que realizamos, por insignificante que parezca, tiene una consecuencia, para bien o para mal, y no puede ser cambiada. En esta historia a Evan se le atribuye el poder de cambiar el pasado para que al ver cómo cambiaba el presente, nos demos cuenta de que cada uno de nosotros estamos formados por nuestros propios actos y nuestras propias decisiones. "Vivir es elegir" dice una canción y es duro pero, si cada uno es como es por las decisiones que ha tomado a lo largo de la vida, ¿No sería justo pensar que nadie debe tomar ninguna decisión en nuestro lugar? eso provocaría un cambio, bueno o malo, en nuestra forma de ser a la larga, y debemos ser un conjunto de nuestras propias decisiones y nuestros propios errores, no de los errores de los demás. Nadie tiene derecho a decidir cómo debemos ser.

       Dijo el filósofo Ortega y Gasset: " yo soy yo y mis circunstancias, y si no puedo salvarlas a ellas, jamás me salvaré a mi mismo". Al oír esto, pienso que yo como SER, soy un reflejo de mis actos, de mis errores, errores que no puedo cambiar porque sino me estaría cambiando a mi mismo, pero no debo dejar que esos errores me anulen, sino que me hagan más fuerte y me ayuden a crecer como persona y a seguir tomando decisiones, a "salvarme a mí mismo". Esas decisiones pueden ser equivocadas o no, pero en ambos casos formarán parte de mí, de mi madurez. Hay que aprender a tomar decisiones tomándolas nosotros mismos, no pidiendo a alguien de confianza que nos ayude, porque de esta forma, nos estaríamos convirtiendo en esa persona y en sus errores.

       A mi siempre me había hecho mucha gracia oír decir a alguien eso de: "si yo pudiera viajar al pasado... cambiaría tantas cosas..." jajaja ahora quiero que penséis fríamente en esas palabras. ¿Qué pasaría si viajaseis al pasado y cambiaseis algo? Estaríais cambiándoos a vosotros mismos, pero ya no solo eso, puede que hubierais evitado aprender una lección, evitado conocer a esa persona tan importante para vosotros, etc. al fin y al cabo solo os podríais perjudicar. El pasado hay que recordarlo, no cambiarlo. Es algo que siempre será así y hay que aprender a vivir con él. Somos lo que recordamos ser. Dicen que todo pasa por algo, y que lo que ha pasado, ha pasado así porque era lo mejor y no podía ser de otra manera.

        El pasado sirve para aprender de vuestros errores y madurar como personas. Al fin y al cabo, una persona madura es aquella que ha tomado tantas decisiones equivocadas, que ha aprendido a tomar las decisiones más adecuadas para ella misma y para la gente que quiere.

       Para despedirme me gustaría dejaros una frase que siempre he dicho, incluso desde antes de ver esta película, por eso me ha impactado más. Cualquiera que me haya preguntado alguna vez qué cambiaría si pudiera viajar al pasado, os podrá decir que le respondí: "No cambiaría nada, nunca te arrepientas de nada de lo que no te arrepintieses en el momento de hacerlo". Muchas gracias por dedicar un poco de vuestro tiempo a leer las reflexiones que me surgen en el día a día. Espero que os guste, comenten.

          Adiós.
                                                                                                                        Antonio Mazuelos




domingo, 9 de febrero de 2014

Aquí seguimos...

¡Hola! ¡Aún sigo existiendo! Sé que hace bastante que no escribo, y no ha sido por falta de ideas, sino por falta de voluntad, pues a pesar de que por mi cabeza han pasado muchas ideas, no he tenido ganas de ponerme a escribir... supongo que es porque me falta un poco de motivación, ya que desde que terminaron las vacaciones de navidad, los días han sido bastantes aburridos. Aún así el otro día decidí pararme un rato a escribir algo, que me pareció bastante soso, y como era fin de semana y estaba aburrida, decidí irme a grabar un rato al Puente Hierro y terminé con un video melancólico. Sé que es una tonteria, pero bueno, es mejor que no publicar nada. Espero que os guste, un super abrazo :)







Pues aquí estamos, dejando pasar las horas, los días y las semanas. Esperando con ansia el fin de semana, y dejándolo pasar también. Esperando a que en algún momento aparezca alguna señal que nos diga que empecemos de nuevo a vivir, que nos ilumine y nos reuna de nuevo a todos.
Hace casi un mes que estamos distantes, apenas sin hablar entre nosotros. Es época de exámenes en la universidad, época de estar más en casa, esperando a que llegue un tiempo mejor. Enero está a punto de finalizar, y ya llevamos un mes de este 2014 que empezábamos tan ilusionados, dispuestos a aprovechar hasta el último segundo. Pero que no cunda el pánico, ya sabemos por experiencia que todo mejora... quedan pocas semanas para que la alegría e ilusión vuelvan de nuevo, para vernos y olvidar todos estos días que se han esfumado como arena entre los dedos; bueno, quizás esa comparación esté ya demasiado escuchada, podemos decir para entendernos mejor que estos días se están pasado como los trenes por el Puente Hierro: pasan lentos y cautelosos, sin permitir que nada ni nadie más pase por el andén al mismo tiempo (y sino que se lo pregunten a los primos de Mazuelos). Pero al igual que los trenes terminan dejando el puente libre para que nos volvamos a arriesgar la vida pasando por él; éstos últimos días agobiantes pasarán, y debemos estar contentos por eso, y tener fuerzas para aguantar los últimos chaparrones de estos días.