lunes, 10 de febrero de 2014

EL EFECTO MARIPOSA

     Hola a todos, sé que llevo mucho tiempo sin escribir, bueno, más bien, no he escrito nunca nada, lo siento mucho, a veces no me apetecía, otras veces no encontraba motivación, o a veces simplemente tenía otras cosas que hacer y ocuparon todo mi tiempo libre.

   La verdad es que llevo mucho tiempo sintiendo que necesito escribir algo, ya sea por iniciativa propia, o al ver las entradas que han publicado los demás. Supongo que a mí también me apetece publicar algo realmente bueno e increíble, pero no va a poder ser esta vez.




     Voy a hacerle caso a alguien que una vez me dijo que para escribir algo solo necesitabas hablar con el corazón, y esta vez quiero hablar sobre algo que me ha impactado mucho. Hace unos días vi una película que realmente me inspiró a escribir pero por alguna razón no lo hice. La película se llama "El efecto mariposa" y trata sobre unos niños pequeños que tuvieron una infancia difícil, el protagonista, Evan Trevor sufre repentinos ataques de pérdida del conocimiento, durante los cuales hace una serie de cosas extrañas de las que luego no consigue acordarse. Un psicólogo le aconsejó que todo lo que hiciera día a día lo apuntara en un diario.



    Estos jóvenes un día hicieron una gamberrada que marcaría sus vidas. Poco a poco se fueron separando, se hicieron mayores y llegaron a la universidad. Sus vidas a partir de ese momento solo pudieron ir a peor. Un día, Evan descubrió que leyendo sus diarios tenía el poder de transportarse a ese momento y ocupar su propio cuerpo de niño pequeño y podía controlar sus movimientos y sus palabras, podía reescribir el pasado. Rápidamente comprendió el por qué de esos ataques que le daban cuando niño. Evan usó este poder para intentar arreglar el presente y los problemas que él causó de joven a sus amigos. Viajó al pasado para cambiar una mala acción que realizó pero, al volver al presente, su presente había cambiado. El cambio que realizó en su pasado cambió por completo su presente. Como ese presente era injusto para otro de sus amigos, decidió volver al pasado para ayudarlo pero, al volver al presente, este había vuelto a cambiar, perjudicando a otra persona. De esta forma, el joven Evan fue viajando al pasado y cambiando el presente hasta que se acabó perjudicando él mismo y comprendió que el pasado no debe ser alterado. El final de la película os lo dejo para que lo descubráis vosotros mismos, es una película muy interesante que os recomiendo ver, merece la pena.

     Este desenlace cobra más sentido aun si cabe en la frase que abre la película: "Efecto mariposa o Teoría del Caos: Algo tan pequeño como el aleteo de una mariposa, puede causar un tifón al otro lado del mundo."


    Esta película me ha hecho darme cuenta de algo muy importante, cada acción que realizamos, por insignificante que parezca, tiene una consecuencia, para bien o para mal, y no puede ser cambiada. En esta historia a Evan se le atribuye el poder de cambiar el pasado para que al ver cómo cambiaba el presente, nos demos cuenta de que cada uno de nosotros estamos formados por nuestros propios actos y nuestras propias decisiones. "Vivir es elegir" dice una canción y es duro pero, si cada uno es como es por las decisiones que ha tomado a lo largo de la vida, ¿No sería justo pensar que nadie debe tomar ninguna decisión en nuestro lugar? eso provocaría un cambio, bueno o malo, en nuestra forma de ser a la larga, y debemos ser un conjunto de nuestras propias decisiones y nuestros propios errores, no de los errores de los demás. Nadie tiene derecho a decidir cómo debemos ser.

       Dijo el filósofo Ortega y Gasset: " yo soy yo y mis circunstancias, y si no puedo salvarlas a ellas, jamás me salvaré a mi mismo". Al oír esto, pienso que yo como SER, soy un reflejo de mis actos, de mis errores, errores que no puedo cambiar porque sino me estaría cambiando a mi mismo, pero no debo dejar que esos errores me anulen, sino que me hagan más fuerte y me ayuden a crecer como persona y a seguir tomando decisiones, a "salvarme a mí mismo". Esas decisiones pueden ser equivocadas o no, pero en ambos casos formarán parte de mí, de mi madurez. Hay que aprender a tomar decisiones tomándolas nosotros mismos, no pidiendo a alguien de confianza que nos ayude, porque de esta forma, nos estaríamos convirtiendo en esa persona y en sus errores.

       A mi siempre me había hecho mucha gracia oír decir a alguien eso de: "si yo pudiera viajar al pasado... cambiaría tantas cosas..." jajaja ahora quiero que penséis fríamente en esas palabras. ¿Qué pasaría si viajaseis al pasado y cambiaseis algo? Estaríais cambiándoos a vosotros mismos, pero ya no solo eso, puede que hubierais evitado aprender una lección, evitado conocer a esa persona tan importante para vosotros, etc. al fin y al cabo solo os podríais perjudicar. El pasado hay que recordarlo, no cambiarlo. Es algo que siempre será así y hay que aprender a vivir con él. Somos lo que recordamos ser. Dicen que todo pasa por algo, y que lo que ha pasado, ha pasado así porque era lo mejor y no podía ser de otra manera.

        El pasado sirve para aprender de vuestros errores y madurar como personas. Al fin y al cabo, una persona madura es aquella que ha tomado tantas decisiones equivocadas, que ha aprendido a tomar las decisiones más adecuadas para ella misma y para la gente que quiere.

       Para despedirme me gustaría dejaros una frase que siempre he dicho, incluso desde antes de ver esta película, por eso me ha impactado más. Cualquiera que me haya preguntado alguna vez qué cambiaría si pudiera viajar al pasado, os podrá decir que le respondí: "No cambiaría nada, nunca te arrepientas de nada de lo que no te arrepintieses en el momento de hacerlo". Muchas gracias por dedicar un poco de vuestro tiempo a leer las reflexiones que me surgen en el día a día. Espero que os guste, comenten.

          Adiós.
                                                                                                                        Antonio Mazuelos




3 comentarios:

  1. Mazuelos...que gran entrada. Has tardado bastante en llegar pero has entrado fuerte. El tema está muy bien escogido, una gran verdad "el efecto mariposa" una pequeña alteración de cualquier sistema puede llegar a producir grandes efectos... La película tiene muy buena pinta, me has dejado con ganas de saber más, así que cuando tenga tiempo la pienso ver, seguro que el final promete. Por otra parte, se han notado bastante los conocimientos filosóficos que han completado bastante bien la entrada, dándole un gran toque de reflexión. Me ha gustado mucho, espero que te animes con mas frecuencia y escribas muchas entradas más como esta.

    ResponderEliminar
  2. Es para matarte vaya... No me puedo creer que con lo bien que escribes no hayas escrito nada hasta ahora... no sé a qué viene esa frase del principio de: "...me apetece publicar algo realmente bueno e increíble, pero no va a poder ser esta vez". ¿No consideras esta entrada buena? Pues vaya, entonces cuando escribas algo bueno te llevan ya jajaja
    En serio, me ha gustado mucho leer algo tuyo por fin, y la entrada es super reflexiva y me has covencido jajaa :) Tengo que ver esa película, a ver si Paxo se la descarga o algo y la vemos!
    Has aprovechado la película para recrearte hablando de lo que piensas realmente, y es genial, tiene sentido :P

    Bueno, más te vale escribir más entradas así de aquí en adelante eeh Un abrazo! :)

    ResponderEliminar
  3. Recuerdo que cuando vimos esta pelicula, nos hizo mucho pensar. Yo pensé muchas veces en "cambiar cosas del pasado". Hoy me doy cuenta de que si hubiese cambiado algo, no sería lo que soy ahora.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar