sábado, 21 de junio de 2014

La ladrona de libros

Hoy escribo brevemente porque, ahora que es fin de semana, quiero recomendaros una película que vi hace poco y que no me ha dejado indiferente. Todos sabemos que hay películas que vemos y se olvidan fácilmente pues, a pesar de que nos entretienen durante un tiempo determinado, no consiguen marcarnos. Y sin embargo, hay otras que sí consiguen atraparnos y pasan a formar de alguna forma parte de nuestra vida, que tienen gran significado para nosotros, o que simplemente nos gustan más ¿no? Bueno, pues ésta es una de esas películas que me ha llegado al corazón. Se llama "La ladrona de libros", y sé que la película está basada en una novela, que me gustaría haberme leído antes de haber visto la película, pero al final terminé viéndola por casualidad, sin saber que me iba a gustar tanto.




Está basada en la Alemania de la II Guerra Mundial, cuando gobernaba Hitler. Los judíos eran perseguidos, la pobreza se manifestaba en cada rincón y las personas vivían constantemente asustadas. La película refleja todo ésto muy bien: hay constantes escenas que muestran la situación de aquellos tiempos, así como el miedo de las personas, el control en las calles y los registros que hacían aleatoriamente en las viviendas. Podemos entender entonces la tensión que había en el ambiente.

El principio de la película no me gustó demasiado hasta que lo comprendí. Comienza hablando un narrador con una voz grave y masculina, diciendo: "Es una realidad: tú vas a morir. No importan los esfuerzos que se hagan, nadie vive para siempre. Lamento ser tan fatalista. Mi consejo es: cuando llegue el momento no te alarmes, no parece ayudar. Supongo que debería presentarme apropiadamente, pero es igual, tú me conocerás tarde o temprano [...]".

Sinceramente, pensé que la película se me haría aburrida y que me costaría entenderla, pero sólo es así al principio, conforme avanza la película logras entender quién era la voz del principio y te parece curioso.


El resto de la película es mucho más fácil de entender: La madre de la protagonista es comunista, por lo que ante la situación que se está viviendo, tiene que dar a sus dos hijos en adopción a un matrimonio. Desgraciadamente su hijo pequeño muere antes de tiempo, por lo que la protagonista se encuentra de pronto sola, con unos nuevos padres y en un nuevo pueblo; toda su vida cambia de golpe.
Poco a poco vamos viendo la evolución de la protagonista, que pasa de ser una niña asustada y cohibida, a ser mucho más resuelta y activa. Aprende a leer y encuentra en la lectura un refugio a todo lo que está pasando. En este sentido me siento muy identificada con ella, pues ama las palabras. Le gusta escribir todas las palabras que le parecen interesantes en la pared, y con el tiempo aprende a formar frases con ellas y después, historias. Éstas historias las escribe para describirle lo que va sucediendo a un joven judío que se esconde en el sótano de su casa.

La película está cargada de sentimientos, de emociones, y muestra el lado más sensible y humano de todo lo que sucedía por aquellos tiempos. Hay tres cosas que me llamaron la atención y merecen ser destacadas:

- Cuando Inglaterra declaró la guerra a Alemania, sale la escena de un niño en bici gritando jubiloso algo como: "¡Viva, viva! ¡Estamos en guerra con Inglaterra! ¡Estamos en guerra!", y vuelve a escucharse la voz del principio diciendo: "Siempre es igual: la emoción por la guerra. He conocido a muchos jóvenes a lo largo de los años que creyeron que corrían hacia el enemigo, cuando en realidad corrían hacia mí". (Tiene más sentido cuando se descubre quién es el narrador).

- También me llamó la atención el hecho de que el judío que se escondía en el sótano, le quiere hacer un regalo a la protagonista, pero como no dispone de medios para hacerlo, decide pintar todas las páginas de su libro favorito con pintura blanca, para que ella pueda escribir sus historias.

- Y el momento más impactante creo que es cuando suenan las alarmas por bombardeo y todo el mundo corre a refugiarse. Entonces, el judío que llevaba meses sin poder salir del sótano, aprovecha para salir a pasear por las calles abandonadas y solitarias y la voz de fondo vuelve a decir: "Mientras diez mil almas se ocultaban temiendo por su vida, un judío daba gracias a Dios por las estrellas que bendecían sus ojos".

Son meros detalles que quedan grabados en la mente, que te hacen pensar y reflexionar. Y toda la película está cargada de muchos detalles como éstos. Finalmente lloré como una magdalena, aunque ya no os puedo contar el por qué; me gustaría que lo vierais vosotros mismos. Sin más demora, me despido ya porque me he extendido más de lo que pretendía. Os dejo el trailer de la película, y espero que os guste tanto como a mí.






( ¡¿Por qué no me leeré los libros antes de ver las películas?! ¡¡Arrg!! )


4 comentarios:

  1. Recuerdo que hace tiempo iba a sacar el libro de la biblioteca del pueblo y al final no lo hice, no recuerdo el porqué. Habrá que verse la película a ver si es bonita.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2.    Hola Andrea, quiero que sepas que con esta entrada, al menos para mí, te has coronado. Felicidades, es genial. Ya estoy acostumbrado a tus entradas magníficas sobre libros o películas que te hayan llamado la atención pero esta me resulta maravillosa. Ha sido tu forma de explicar la historia lo que ha hecho que, cuando solo llevaba la mitad de la entrada leída, me estuviese descargando la película para verla (quise decir alquilándola, descargar es ilegal. Yo nunca descargo nada). La misma noche en que la publicaste, la vi. Esta vez has conseguido transmitirme tus emociones hasta el punto de necesitar verla yo también. Creo que con esto, queda todo claro :) Muchas felicidades por esta entrada tan fantástica, estoy deseando leer la siguiente. ¡Un Abrazo Gigante! :D

    ResponderEliminar
  3. Mazuelos, me alegro mucho de que te haya gustado la entrada. Es una película muy buena y quería escribir algo que estuviera a su altura para animaros a verla. Así que estoy muy contenta de haberlo conseguido.

    Roberto, yo creo que, a pesar de haber visto la película, en cuanto pueda leeré el libro, porque esta película me encantó y sé que en el libro hay muchos más detalles que sólo se pueden conocer leyéndolo. Al fin y al cabo los libros aportan muchos más detalles y sentimientos que las películas.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  4. ¡Si señor! Buen gusto en los libros ( " bajo la misma estrella") y buen gusto en esta maravillosa pelicula, que he tenido la suerte de ver. Una vez mas con las palabras adecuadas has sabido recordarme el sentimiento que ya producio en mi al verla ... Esa amistad verdadera entre la pequeña alemana y el joven judio, sentimiento verdadero en ese tiempo tan dificil, esa ilucion de aprender de la muchacha en tiempos donde lo mas importate era comer y sobrevivir dia a dia, y por ultimo el duro final ... Por eso he visto conveniente escribirte, para felicitarte de nuevo por tu buen trabajo. Un beso :)

    ResponderEliminar