miércoles, 8 de abril de 2015

El valor del dinero

Buenas a todos. Aprovechando que el blog vuelve a tener actividad y que aún estoy empezando el último trimestre y no tengo exámenes a la vista, me gustaría dedicar un ratito más a este espacio tan querido para mi. 

A parte de la entrada "Lecciones de la vida", que fue algo improvisado y sin mucho pensar, llevaba sin escribir desde antes de semana santa. El instituto me tenía demasiado absorbida, aunque al final todo esfuerzo tiene su recompensa.

Si soy sincera, la asignatura que menos me gusta es economía. Me parece muy superficial y aburrida. Las matemáticas no me disgustan porque me las tomo como un juego y, aunque a veces es pesado, me resulta hasta divertido. Sin embargo la economía es algo totalmente diferente. No es ni matemáticas, ni todo teoría, ni nada que se le parezca. Tengo que estudiar cosas que no me interesan y eso me resulta complicado. Sin embargo, por ser la asignatura que menos me gusta, es a la que más tiempo dedico para poder sacar buena nota, y al final, quiera o no, termina gustándome. Al menos, ya que haces algo, intenta disfrutarlo. 
Antes nunca veía la televisión cuando empezaban a hablar de cosas de economía porque no me enteraba de nada. Ahora cuando escucho algo sobre ello presto atención porque empiezo a entender de que hablan, me interesa y me gusta saberlo.

Pero bueno, lejos de alabar la economía, quiero decir que lo que más me ha llamado la atención es saber que el dinero actual es fiduciario. Esto significa que el dinero no vale nada, en realidad no son más que papeles y monedas. Su valor está en nuestra confianza de saber que vamos a un supermercado y es aceptado como medio de pago.

Antes, la gente usaba el trueque. Tú le dabas a alguien una cabra y a cambio te daba cinco gallinas. El dinero tal y como lo conocemos no existía. Por lo tanto, a mí me sorprende que algo que antes no existía, ahora se haga tan imprescindible.
Imaginad por un momento que fuéramos a un supermercado a comprar un jamón con un billete y de pronto nos dijeran que el dinero ha dejado de tener valor, que a no ser que le demos a cambio una vaca no nos da el jamón. El dinero no es nada. 
De hecho, creemos que existe más dinero del que en realidad hay en circulación. Si todo el mundo fuera hoy mismo al banco a retirar todo su dinero, descubriría que en realidad el banco no lo tiene. Porque el dinero que ingresamos y dejamos ahorrado, el banco se lo presta a otras personas para obtener beneficios, sólo deja una reserva. 


Así que ahora me pregunto, ¿cómo es posible que algo que antes no existía, ahora se convierta en una obsesión para muchos y en una escasez para otros? ¿Cómo es posible que haya personas muriendo de hambre en la calle porque no tienen dinero mientras que otros piensan que podrían nadar sobre billetes? Lo que más me molesta es pensar que hay personas ricas porque tienen millones ingresados en el banco, pero que en realidad ese dinero ni siquiera existe, solo es un número que realmente está en manos de otros.



Y aún así la gente tiene hambre. Aún así hay personas pidiendo en la calle, sin un techo, llorando por unas monedas. Cuando el dinero en realidad vale tan poco. 

Un dato más: "Una quinta parte de la población mundial, la que se encuentra en peor situación, posee en su conjunto menos que la persona más rica del mundo (actualmente Carlos Slim) y carece de los recursos básicos para subsistir: alimentos, agua potable y un techo donde cobijarse."

Es escandaloso ver cómo hay futbolistas que ganan millones de euros, o la misma Belén Estaban ingresa cantidades escandalosas, mientras que en otra parte del mundo (¡¿qué digo?! ¡Aquí mismo y en todos sitios!) hay personas sin un euro en el bolsillo. 
Cuánta injusticia estamos viendo con nuestros propios ojos... Yo tengo la teoría de que en el futuro (si es que conseguimos mantener el mundo en pie un años más), las personas estudiarán nuestra época al igual que nosotros estudiamos la exclavitud o el nazismo y les parecerá escandaloso pensar cómo pudimos vivir tan tranquilos, tan ciegos, viendo a nuestro alrededor tanto sufrimiento por algo tan material y tan poco real. 

Definitivamente, a pesar de lo aburrido que se me hace estudiar economía, no me arrepiento de hacerlo y mostrar interés. Porque todo lo que estudiamos nos sirve para abrir los ojos. Ahora también comprendo que la solución a estos problemas no es darle a una máquina para que se cree más dinero, que detrás de todo eso hay un sistema más complejo y que eso traería muchos problemas. Yo no soy nadie para hablar de estos temas, solo aporto mi opinión, y es que debemos dejar de ser tan materiales y de darle tanto valor al dinero. Al fin y al cabo nadie se puede llevar todas sus posesiones a la tumba. 


4 comentarios:

  1. es cierto que ese dinero no vale nada, y que hay mucha injusticia debido a ese material inexistente, pero es lo que hay establecido para poder obtener beneficios y nuestras necesidades básicas, y por mucho que nos quejemos no va a cambiar nada, a no ser que se formara una revolución de las grandes y se liara parda, pero no creo que pase, las personas estás ya completamente adaptadas a esta forma de cambio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ismael :) Tienes razón, soy consciente de que el dinero tal y como lo conocemos es necesario y por mucho que yo diga eso no va a cambiar. Gracias a él el mundo se viene sosteniendo pero, ¿a qué precio? Mientras que a unas personas les sobra el dinero, otras mueren de hambre. Yo solo hablo de lo que veo y de mi impresión sobre esta injusticia. A mí el dinero me parece la mejor forma de intercambio; los que debemos concienciarnos de la situación de las personas más pobres somos nosotros y buscar soluciones. Al fin y al cabo el dinero es simplemente un objeto, no es culpable de lo que sucede. Somos las personas las que lo controlamos, por lo tanto somos las responsables de su uso y las consecuencias del mismo. Un abrazo y muchas gracias por comentar :)

      Eliminar
  2. Hola Andrea, me parece una entrada de lo más acertada. Es un tema que a veces pienso y me hace sentir escalofríos. El dinero no existe, pero nos hacen creer que lo tenemos. Hay en el mundo más dinero ficticio que real. Si te das cuenta, cuando te pagan tu salario, solo son unas cifras, meros dígitos los que se añaden a tu cuenta y piensas que eso compensa tu duro mes de trabajo. Hace tiempo un profesor nos habló en clase sobre este tema y nos contó algunas anécdotas curiosas. Según parece ser, un día, unos "genios" descubrieron que los billetes salen de una máquina y pensaron que si hacían más billetes tendrían más dinero . Se llevaron un fracaso al descubrir que eso no funciona así, al parecer, no puede haber más dinero del que hay porque de ser así bajaría el valor de los billetes y monedas existentes. Un periódico publicó la imagen de un mendigo con un carrito de supermercado lleno de billetes de un dolar para ir a comprar una barra de pan. La foto fue tomada en EE.UU. en los años 70 o los años 80. Es una imagen real. Siempre he pensado que el dinero no es más que una invención de los poderosos para establecer una distinción de clases y asegurarse un puesto bien diferenciado en la sociedad.
    Es una entrada magnífica y muy interesante, enhorabuena. Un abrazo! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evidentemente un aumento de la cantidad de dinero en circulación puede provocar inflación. Me ha llamado la atención la foto que mencionas, es un poco exagerado ir con un carrito lleno de billetes para comprar pan, pero hace mención a lo que puede suceder si no se actúa con cabeza.
      El resultado es que, aunque se empezaran a regalar billetes, los pobres seguirían siendo pobres porque el valor de los bienes subiría tanto que no podrían adquirirlos. Pero bueno, por muchas vueltas que le demos a este tema no vamos a cambiar el mundo, yo solo quería compartir mi opinión porque si no lo hago reviento jajaja

      Muchas gracias por comentar, y espero que pronto te motives para escribir otra entrada, ¡Un súper abrazo!

      Eliminar