miércoles, 9 de marzo de 2016

Se cierra el blog indefinidamente

A día de hoy nadie lee ya este blog, y no creo que nadie recuerde su existencia, pero ha formado parte de mi vida y estoy segura de que algún día lo recordaré como una ilusión, un proyecto de la juventud, y quizás vuelva a leer todas y cada una de las entradas. Pero hoy, el hecho de que esta página siga abierta sólo me aporta dolor y recuerdos. 

Mi idea al crear este blog era poder hacerlo entre un grupo de amigos que compartiéramos el gusto por la lectura y escribir. En esos momentos de mi vida yo sentía que a nadie le gustaba leer lo que yo escribía, y sabía que había más personas que se sentían igual, así que ¿qué mejor manera de sentirnos valorados que entre nosotros mismos? Los primeros meses me hacía mucha ilusión escribir por el simple hecho de saber que alguien lo leería, e incluso opinaría, aunque sólo fuera entre nosotros mismos. Me lo tomé muy en serio, a veces llegué a ser insoportable, repitiendo una y otra vez la idea del blog, comentándoselo a todo el mundo, proponiéndoles colaborar, incluso pegando propaganda por las calles... en fin, lo que mueve una ilusión. Sin embargo, en todo este tiempo, y sobre todo mucho después, he aprendido que si quieres hacer algo y que salga bien no puedes contar más que contigo misma. Cuando te importan demasiado los demás, aunque seais amigos, te das cuenta de lo difíciles que se pueden llegar a hacer las relaciones y como ello puede llevar al fracaso tu trabajo.

Hoy miro el blog y solo me transmite recuerdos que ya no existen, opiniones que olvidé o cambiaron, proyectos que abandonamos, y para nada nos representa ya. 

En cuanto a los "miembros" del blog, estoy enormemente dolida. Uno me prometió el mundo y lo único que me dio fueron mentiras y dolor, que a día de hoy sigo sufriendo. El otro, (siento suficiente enfado para poner una ofensa directa, pero mis principios están sobre eso), se enfadó sin motivos y decidió borrar todas las entradas del blog que hasta entonces había escrito. Le ofreci mi amistad, mi tiempo, consejos, participar aquí... pero según él, nunca nos consideró amigos. 
En fin, historias hay para dar y regalar, y todas decepciones. Aquí viene mi primer consejo: nunca te comprometas con nadie en un proyecto, ni en la vida, a nadie le importas, por mucho que hagas por las personas al final lo único que harán es arruinarte. Cría cuervos y te arrancarán los ojos. 

En cuanto a mi, yo misma he cambiado bastante, y para peor seguramente. He recibido muchos palos, pero eso no me justifica. Aún así he tomado la resolución de que se acabó ser buena y tonta, a quien me trate bien yo le trataré mejor, pero quien me haga derramar una sola lágrima o perder un sólo segundo de felicidad, no tendrá ni un sólo minuto de mi vida. La vida debe ser felicidad, no lágrimas, llantos, reproches, recuerdos dolorosos, nostalgias y penas. Por eso se acabó ya este blog, me recuerda al pasado y es algo que hay que superar. Lo siento por todas las personas que han colaborado alguna vez y no han tenido la culpa de nada, aún asi la decisión está tomada, aunque a nadie le importe si quiera. 

Un último consejo: vivir de tal manera que no necesitéis de otros para ser felices. La felicidad está en uno mismo, pero cuesta trabajo encontrarla. Voy a abrir un nuevo blog, adaptado a esta etapa de mi vida, en el que iré reuniendo consejos basados en experiencias reales y personales. Pero creo que será anónimo, así podré escribir sin censura ni compromiso. 

Andrea.

1 comentario:

  1. Es una pena que hayas cerrado el blog, lo acabo de descubrir ahora mismo y tiene muchas entradas interesantes.

    ResponderEliminar