martes, 30 de septiembre de 2014

"Orgullo y prejuicio" de Jane Austen

Hoy he terminado de leer "Orgullo y prejuicio" de Jane Austen
La verdad es que me esperaba encontrar una narración más compleja de entender o con un vocabulario más antiguo, pero mi sorpresa fue grata cuando empecé a leer y comprobé lo fácil y ágil que se me hacía la lectura. Además, al menos en esta edición, en el pie de algunas páginas vienen notas que explican algunas palabras y costumbres de la época, lo que me ha gustado mucho y facilita la comprensión y a la vez, aprendizaje de la lectura. 

El libro está escrito entre finales del siglo XVIII y principios del XIX. Describe la Inglaterra de aquella época (victoriana) a través de la familia Bennet, que consta de cinco hijas. El sueño y ambición de la señora Bennet es ver a todas sus hijas bien casadas, pues era la costumbre de la época y además, ella teme que su marido muera antes de que ésto ocurra, pues la herencia de la casa no les pertenece a ellas, sino a un familiar.

Llama la atención descubrir, página a página, la forma de vida que había por entonces. En aquellos tiempos, los ingleses eran muy corteses y lo más importante eran los modales, la educación y formación. Se celebraban muchos bailes, dónde los caballeros conocían a las señoritas e invitaban a las que más les gustaba a bailar con ellos. Tenían sus costumbres, y este libro las refleja todas muy bien, pues te integras en la historia y parece que estás en aquellos grandes y majestuosos salones de baile, escuchando en boca de los protagonistas las elaboradas conversaciones.

Por otra parte, es un libro con mucho humor, pues en la mayoría de las conversaciones siempre está presente la ironía, y es muy gracioso comprender el trabajo que costaba ser cortés con alguien, pero a la vez intentar decir lo que pensabas de él, sin dejar la formalidad de lado, usando la ironía. 
Además, aparecen algunos personajes singulares, como la señora Bennet, que hace todo lo que esté en sus manos para casar a sus hijas, aunque para ello tenga que usar tácticas inusuales. 

Lo que más me gusta del libro sin duda es la facilidad con la que la autora nos mete de lleno en la época. Me gustan los diálogos elaborados, que a veces cuesta entender y ver lo diferentes que eran a los de hoy en día. En la actualidad, acostumbramos a hablar lo menos posible, usando frases cortas y sin pensar. Sin embargo, en aquella época, hasta los saludos se hacían con todas las formalidades imaginables, aunque la persona en sí fuese tu mayor enemigo. Por lo tanto es muy curioso. 


He aprendido muchísimo con este libro, sobre la época y además también algo moral, y es que no debemos hacer prejuicios acelerados de nada ni nadie. La verdad es que juzgamos a las personas constantemente, queramos o no, y eso muchas veces puede darnos una idea equivocada, de la que no podemos estar seguros hasta conocer las circunstancias y motivos por los que una persona actúa de una forma determinada. 
El título del libro es perfecto, porque reúne las dos palabras claves en esta historia. Todos los personajes son muy orgullosos y tienen prejuicios. ¿Eso es un defecto o una cualidad? Me gusta mucho esta reflexión que hace uno de los personajes en el libro: 

"- El orgullo, es un defecto muy común. Por todo lo que he leído, estoy convencida de que en realidad es muy frecuente que la naturaleza humana sea especialmente propensa a él, hay muy pocos que no abriguen un sentimiento de autosuficiencia por una u otra razón, ya sea real o imaginaria. La vanidad y el orgullo son cosas distintas, aunque muchas veces se usen como sinónimos. El orgullo está relacionado con la opinión que tenemos de nosotros mismos; la vanidad, con lo que quisiéramos que los demás pensaran de nosotros".

En general este libro me ha encantado, sólo tengo que reconocer que la historia principal me parece un poco predecible. Desde el principio, sabía más o menos cómo iba a terminar, pues se les da claramente más importancia a ciertos personajes, y si a eso añadimos a influencia del título, podemos intuir más o menos cómo evolucionará la historia.
Pero ese pequeño detalle no puede ensombrecer una obra tan bonita cómo lo es "Orgullo y prejuicio". Es uno de esos libros que sé que tengo que volver a leer para fijarme más en pequeños detalles que pasan inadvertidos en una primera lectura. 

PD: Anoche vi la película "Orgullo y Prejuicio" de 2005, y la verdad es que me gustó bastante. Creo que es muy fiel al libro, pues la mayoría de diálogos están sacados palabra por palabra del mismo. Quedé bastante satisfecha con la adaptación, y creo que los actores supieron retratar el carácter de sus personajes a la perfección. Me hizo especialmente mucha gracia ver a la señora Bennet, con sus constantes quejas atribuidas a los nervios. 
Un dato curioso: el actor que hace de Darcy, es Matthew Macfadyen, el mismo que interpretó al prior Philip en la mini serie "Los pilares de la Tierra". Y por cierto, el actor Eddie Redmayne, que hizo de Jack en "Los pilares..." es el mismo que hizo de Marius en la película "Los Miserables". 
No sé, es una tontería, pero me gusta encontrarme estas pequeñas relaciones. 

PD2: También terminé viendo la serie. Es mucho más extensa y se sale un poco más del guión del libro, pero en la serie se ven mucho mejor reflejados los detalles de la época, como los vestidos, las casas, los campos, los carruajes... Tanto la película como la serie me han gustado mucho. Por cierto, he resumido esta entrada porque me he dado cuenta de que era demasiado larga y podía llegar a ser aburrida, así que he borrado algunas partes que creo que eran innecesarias. 


Un abrazo gigante, 



2 comentarios:

  1. Sigo pensando que escribes bastante bieen!! Fijate cómo de bien escribes que yo no soy de leer libros de ese tipo y me han dado ganas de leerlo... Por cierto... SPOOOOOILEEER! No podía decirselo a un compañero de clase que me destripó "Cómo conocí a vuestra madre" y no decirtelo a tí, que casi me destripas esa obra que hace media hora ni siquiera conocía jajajaja

    ResponderEliminar
  2. Pero soy buena gente ehh al menos aviso si sé que voy a decir algo que puede fastidiar la lectura de libros que hay que leer sí o sí :)

    ResponderEliminar