miércoles, 6 de noviembre de 2013

Casariche día de los Santos difuntos 2013

Esta semana se está pasando muy rápido, mañana miércoles y hace nada que estábamos todos por las calles de Casariche. Supongo que es buena señal. Así es todo más llevadero y no cansa tanto. Para mí este fin de semana ha sido uno de los mejores de este año por la gran variedad de cosas que hemos hecho y además, por todos los lugares emotivos y llenos de recuerdos que hemos vuelto a visitar. Ha sido una ocasión única claramente pero espontánea como siempre. No recuerdo ningún año que no fuese así, siempre salimos sin pensarlo, sin nada planeado, sin agua y con lo puesto. Nos las tenemos que arreglar por el camino e ir cogiendo y aprovechando las ocasiones que se nos presenten.

En este caso, teníamos algo de dinero y pudimos comprar una botella de agua y dos cañas de chocolate en una "tienda" en Sotogordo(aunque la botella de agua era del 2005 y parecía que la habían tenido guardada dentro de la ubre de una vaca. Por otra parte, el tiempo se portó bien y al final hizo un buen día. El camino fue tranquilo aunque se empezó a complicar cuando salimos de Sotogordo y tuvimos que empezar a subir la gran cuesta. Para mí no fue suficiente, yo buscaba algo más de acción así que decidí que sería mejor dejar el camino y aventurarnos atravesando los campos hasta encontrar la vía del tren que terminaría llevándonos a Casariche. Eso hicimos pero no fue tan fácil porque entre nosotros y la vía había un obstáculo: el río Yeguas. Tras encontrar la forma de bajar y llegar al curso del río encontramos una zona con el nivel de agua muy bajo y con muchas piedras y por ahí pudimos cruzar.

 Una vez en la vía todo volvió a ser más fácil, solo había que continuar puesto que ya quedaba muy poco y el pueblo se veía cada vez más cerca. Esa es la mejor sensación de nuestro viaje, poder ver como llegas a la meta y cumples tus objetivos. Esta es mi opinión y mi punto de vista. Yo lo viví así y lo volvería a repetir todas las veces que hiciese falta. Ahora vamos a ver cuál es la opinión de Andrea y de A. Mazuelos, los otros dos protagonistas de esta historia. ¡Hasta pronto!

Paxo.

1 comentario:

  1. Sin duda, una bonita crónica.
    Espero acompañaros algún día en alguno de vuestros viajes.

    ResponderEliminar