lunes, 17 de noviembre de 2014

¿Promiscuo/a o romántico/a?


Hace un tiempo compré un libro llamado “El amor es una carta cerrada” del psicólogo Joaquim Quintino Aires, en la estación de autobuses de Córdoba, ya que estaban los libros muy baratos y no me pude resistir. Es un libro que analiza las relaciones de pareja y las situaciones que se pueden dar. Se divide en diez capítulos que vienen a ser diez reglas o consejos sobre este tema.
Es un libro que está muy interesante y que aún no he terminado de leer. De hecho, voy leyendo capítulos de vez en cuando, cuando tengo tiempo, y a veces releo algunos porque creo que es un libro que hay que leer detalladamente. En general estoy de acuerdo en la mayoría de ideas, pero hoy he leído algo que creo que podría ser tema de debate.

“Debemos enamorarnos muchas veces, y muchas veces también significa de muchas personas. Esa es nuestra tarea afectiva en la pubertad y en la adolescencia. […] La necesidad de vivir muchos noviazgos para poder tener una actividad que permita actuar, construir conciencia y posicionarse correctamente en la siguiente institución, que es el matrimonio”

Este hombre comenta la importancia de salir con muchas personas para así poder comparar y tener experiencia. Yo no sé mucho de psicología, pero desde mi punto de vista personal no estoy del todo de acuerdo.

Por una parte, es necesario conocer personas diferentes; conocer su forma de pensar, de actuar, y a la vez ir aprendiendo cómo comportarse con los demás, como tratar a las personas, lo que está bien y mal... Pero por otra parte no estoy demasiado de acuerdo con ir “probando” personas. Es decir, conocer a alguien y lanzarte a por él/ella, salir durante dos o tres días y seguir probando a otras personas. Yo creo que cuando alguien sale con muchas personas, empieza a tomarlo como algo normal y ve a todas sus parejas como algo pasajero.

Este hombre distingue tres fases: atracción, pasión y amor.
La atracción es lo que yo creo que se confunde con amor a primera vista. Es cuando ves a alguien que te gusta. Cuando empiezas a conocer a esa persona, puede que haya algo en él/ella que haga que esa primera atracción desaparezca, o puede que surja la pasión. Ésta aparece cuando la otra persona también muestra interés en nosotros y empezamos a conocer su forma de hablar, sus gustos y demás. Para que esto ocurra, el nivel de atracción debe ser alto y entonces en nuestro cuerpo se producen en mayor cantidad una serie de sustancias químicas que hacen que nos sintamos con más energía, más fuerza y que solo queramos estar con esa persona. Pero eso tampoco es amor. La pasión es la etapa en la que las personas se van conociendo y ven si son compatibles, y poco a poco es cuando va surgiendo el amor.

Bueno, pues evidentemente no es probable que nos enamoremos de la primera persona que conozcamos, pero eso tampoco significa que debamos salir a la calle e ir buscando personas desesperadamente con las que iniciar este proceso.

Y otra cosa muy distinta, con la que estoy totalmente en desacuerdo, es la costumbre que ha tomado la gente de acostarse con todo el mundo. Es decir, de salir un fin de semana de fiesta, conocer a alguien e irte a la cama con él/ella. Ahí es que a veces no ocurre ni la primera fase de atracción. Es solo por querer satisfacer un instinto como animales. Alguien me dijo una vez que la vida está para disfrutar, y que el mejor tiempo para ello es ahora, pues cuando seas mayor, físicamente ya no “rendirás” como cuando eres joven. Eso es una escusa barata.

Es cierto que hay que disfrutar, vivir la vida y conocer personas. Pero no “conocer” a todo el mundo tan “profundamente”, pues cuando alguien te guste de verdad y te enamores, estarás tan acostumbrado/a a estar con todo el mundo, que se hará complicado el estar con una sola persona. Además, yo personalmente no me sentiría bien con una persona que ha estado con un montón de gente antes. Y por muy mayor que seas, si finalmente encuentras a alguien que supere todas las etapas, alcanzarás una felicidad duradera, en contraposición de la felicidad efímera que supone el sexo con cualquier desconocido/a.

Pero en fin, yo no soy psicóloga, y esto depende del punto de vista de cada uno. Habrá gente más promiscua que piense que hay que aprovechar la juventud estando con muchas personas, y habrá gente que piense que hay que pasar y vivir tranquilamente todas las etapas descritas.
Sea como sea, cada uno tiene que vivir como le parezca más conveniente, y nadie es quién para juzgar a los demás simplemente porque piense de forma distinta.
Yo creo que no hay formas de pensar correctas, simplemente las hay morales. Y eso depende de cada uno.

Un abrazo :)  

7 comentarios:

  1. Acabo de leer tu entrada y me ha sorprendido muchisimo, me ha encantado, felicidades :D
    Reconozco que es cierto que cuanta mas gente conoces mas experiencia acumulas pero estoy totalmente de acuerdo contigo en que no es comodo del todo saber que la persona con la que estas ha estado con mucha gente antes que contigo, pues de esa forma es dificil estar seguro de que confie en ti plenamente y se entregue al cien por cien. Sera que yo soy mas antiguo de la cuenta pero, en mi opinion, prefiero darlo todo a una persona que realmente quiera y este dispuesta a recibirlo y no ir probando por ahi hasta encontrar quien lo quiera. Un saludo, espero mas entradas tuyas. Un abrazo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la clave: hay que conocer personas pero controlándose un poquito, y cuando estés seguro de que has encontrado a la persona con la que estás dispuesto a estar de verdad, pues entregarte del todo a solo esa persona.
      Un abrazo y gracias por comentar :)

      Eliminar
  2. Hola Andrea
    Me ha gustado tu entrada y, al igual que tú, yo tampoco estoy de acuerdo con este señor.

    La psicología moderna va desgraciadamente “cuesta abajo y sin frenos”. Conozco a un psiquiatra y hace tiempo tuve una conversación con él en el que me comentaba algo parecido a esto: “En la sociedad de hoy en día todo se ve muy normal. De hecho aquí nadie tiene ningún problema, a nadie le pasa nada y todo comportamiento es justificable y animable. De hecho, eso está muy bien. El problema es que después la gente acaba vacía interiormente y luego tenemos que venir nosotros a diagnosticar.”

    Comentabas que lo veías algo animal y algo instintivo. Y es verdad. Si le quitamos el sentimiento al sexo, al final acabamos verdaderamente como animales y follamos (con perdón) porque nos da gustito. Eso es lo que hacen los perros.
    Ese “gustito” que tanto se busca en la promiscuidad está ya estudiado psicológicamente que es una forma de calmar sentimientos de miedo, carencia emocional, soledad, inferioridad, problemas personales… Uno tiene sexo y el “boooom” del orgasmo parece que lo calma todo. Pero después todo queda tal y como estaba. Y toca buscar otra nueva tía con la que acostarse para volver a calmar la necesidad. Así se forma el círculo vicioso hasta que se produce lo que se conoce como “sentar la cabeza” (y algunos nunca la sientan, quieren sentirse siempre jovencitos y quedan episodios desastrosos).

    Lo mejor será, como tú dices, tomárselo con calma, sin prisas y sin miedo. Ni el miedo al olvido que lleva acostarse con todas ni el miedo al rechazo que tantas veces puede llevar a pensar que no encontraremos a alguien, o que directamente no servimos para el amor.

    Un saludo, me pasaré por aquí más a menudo : )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Roberto!

      Quizás he exagerado un poco el consejo de este hombre. No quiero tampoco darle mala reputación pues el libro me parece muy bueno, simplemente su consejo me ha hecho reflexionar y explotar el tema un poco :)

      Tienes razón en el tema de que la sociedad actual ve todo comportamiento como normal: en el tema de las drogas, el alcohol, el tabaco, la promiscuidad... casi nadie juzga estas actitudes; al contrario, juzgan a los que no actúan así. Pero como ya he dicho, cada uno debe hacer lo que le haga sentir mejor, mientras no dañe a los demás.

      Espero que pronto te animes y vuelvas a escribir algo, que ya se hecha de menos. A ver si nos vemos pronto :) Gracias por dedicar un poquito de tu tiempo en comentar, un abrazo muy fuerte .)

      Eliminar
  3. Buenas tardes! Yo tambien estoy en desacuerdo en eso de que haya que estar con muchas personas, ya que no nos hace bien eso de ir "buscando la perfección" aqui y alla, porque despues nos acostumbramos a cambiar de pareja y no sabremos buscar qué es ese detalle que puede hacer que, aunque esa persona no sea perfecta para otros, pueda serlo para tí. Aparte queda, por supuesto, la pésima moda de salir, beber y tener relaciones con personas que ni siquiera conoces para calmar tu interior que, como bien dice Roberto, sirve para calmar nuestros sentimientos, aunque tambien despues, algunos van diciendo "tio/a, me he acostado con Fulanito/a!!", vamos, que se hacen los gallitos y presumen de "virilidad" en el caso de los chicos, o de "tener ese cuerpo monumental al que no se pueden resistir" en el caso de las chicas (esto último, desgraciadamente se lo escuché decir a una chica de 13 o 14 años, eso si que da vergüenza, pero es otra cosa que deberá ser contada en otro momento)... Bueno, me he ido un poco por las ramas creo, así que, yendo al grano, lo que quiero expresar es que no hace falta estar con muchas personas para adquirir la experiencia necesaria para vivir con la "persona perfecta", sino buscar todo lo que tiene esa persona que haga que para tí sea perfecta.

    Un abrazo para todos!! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Es una alegría saber que más personas piensan como yo :) Eso que comentas en una de las consecuencias de salir todos los fines de semana y acostarte con cualquiera, que luego van presumiendo de haber estado contigo. Creo que eso, lejos de representar virilidad, es una de las mayores humillaciones, pues no se es más hombre por acostarse con muchas veces. Y lo mismo pasa en el caso de las mujeres.
      Pero bueno, muchas gracias por leer y comentar Jesús David :) ¡Un abrazo!

      Eliminar
    2. Ya pudiste ver en Feria cómo lo hacen por aqui, y vivir a ciencia cierta cómo se comporta ese conocido en común nuestro cuando quiere hacerse el machote, aunque por experiencia sé que siempre le sale el tiro por la culata y "farda" de cosas que no son ciertas en absoluto...

      Eliminar