viernes, 12 de diciembre de 2014

"La ideología de la Paz" por Adrián Rivas

Sobre mí:
Nombre: Adrián Rivas Ruiz
Chico de 17 años de este planeta aunque con la cabeza puesta en un mundo inteligible. Mi gran error es saber qué hacer pero aún así no hacerlo. A veces tener empatía te perjudica , el egoísmo no es tan malo siempre y cuando conozca como casi toda cosas unos límites. 
Según la biblia, Abraham iba a comenzar el camino para unir en paz y armonía a la humanidad. ¿Debemos nosotros intentar seguir su camino? ¿Significa eso que debemos apoyar una sola ideología para llegar a la igualdad? Tenemos muchas preguntas y muy pocas respuestas...


Quiero empezar mi entrada con un dilema el cual sirve como idea principal de este texto. Es curiso con qué facilidad una persona que cree en algo puede llegar a la radicalidad.... por ello he llegado a la conclusión que ni en un mundo con diferentes ideologías puede haber paz (ya que siempre habrá gente que repudie la tolerancia y abrace con tal esmero la radicalidad, que acabe por intentar de todos modos posibles hacer desaparecer las otras creencias en vez de mejorar la suya aceptando y respetando éstas, pero como dije, esa persona no compartirá mi opinión ya que la codicia que procesa en afirmar que sus creencias sean verdaderas le hayan cegado por completo) ni en un mundo con paz pueden existir diferentes ideologías (ya que por las razones que he dado anteriormente y, lamentablemente, como podemos visualizar en el mundo, queda bastante claro que siempre que no estemos regidos sociales, morales y los mismos ideales, no hallaremos la paz ya que siempre habrá alguien que no juegue limpio.

Yo no sé que pensar... ya que este dilema es una contradicción en sí misma pues tanto al conseguir paz sin ideologías como al obtener la libertad de expresiones diferidas, acabaríamos llegando a la radicalidad. Yo siempre digo que respeto cualquier ideología o causa que no implique derramamiento de sangre, pero es algo muy complicado ya que alguien que no consiga con el valioso don de la palabra convencer a alguien que su ideología es la correcta, podrá intentarlo usando la violencia, y por tanto, la radicalidad.

Cambiando ligeramente de tema, pero no tanto en sí, me gustaría poder expresar lo que significan para mí los videojuegos, lo que nos ofrecen. Sí, habéis leído bien, continuad si queréis saber a dónde quiero ir a parar:

1: Está demostrado que los videojuegos ayudan entre otras cosas a la coordinación y a los reflejos.
2: Gracias al modo online podemos relacionarnos con más gente y así crear nuevas amistades.
3:Algunos juegos como Call of Dutty, Assassins Creed, God of War, etc, Nos ayudan a conocer muchos más detalles sobre la historia mientras disfrutamos del juego.
4: Es lo que me ha empujado a hablar sobre el tema, cuando era pequeño comencé a pensar sobre este dilema al comenzar a jugar a la saga Assanssins Creed ya que el pensamiento asesino es el que defiende un mundo con diferentes ideologías y el templario el de un mundo con paz. Aunque yo decidí no estar de parte de ninguno, ya que ambos descienden en el derramamiento de sangre.

Las personas, por mucho que creamos que nuestros compañeros de trabajo de religión o de partido político tienen nuestros mismos ideales, eso no es así. Cada uno tiene sus propias normas morales e ideológicas aunque para ponernos etiquetas nos creamos que no, solo tendremos como mucho en común valores superficiales.

¿Significa eso que la raza humana está abocada a matarse por sus ideales hasta el fin de sus tiempos? En realidad puede ser que todos queramos una misma paz pero con métodos distintos... ¿De verdad vale eso la pena?

Gracias por dedicarme este rato de vuestro tiempo, y sobre todo a mi amiga Andrea y a mi amigo Jose por animarme a escribir. Por último quisiera exclarecer que esto es un texto expositivo de mi opinión y podréis estar de acuerdo o no.

2 comentarios:

  1. La opinión de Adrián es una opinión como puede la de cualquier persona. Y merece el 100% del respeto disponible en el corazón. Yo estoy de acuerdo con todo lo que dice, pero yendo un paso más adelante, todo cambia cuando se decide actuar. Y actuar es meterse en una utopía.

    Amén de todos los libros que nos indican "medios de vida equilibrados", como sea la Biblia, el Corán, hasta los gurús espirituales de hoy, (Coelho, Weiss), defiendo que cada persona que tiene que conocer qué es realmente lo que llena su vida y dedicarse a ella, sin pretender que los demás lo hagan. A nivel personal, me he encontrado con fanáticos religiosos a los que he desarmado y aún sin argumentos, siguen defendiendo lo indefendible. Y ¿qué hacer? ¿Seguir discutiendo para demostrar que yo tengo más razón que él? Creo sinceramente, que ninguno de los dos podemos afirmar que tengamos razón, porque no tenemos ni idea de qué es lo que mueve esto. Pero sí sabemos qué es lo que mejor nos sienta a nosotros. A algunos le viene bien ir a misa por las tardes y yo no le veo el problema, igual que el que echa partidos on line al FIFA o se queda escribiendo versos, igual que el que se abraza a su pareja mientras disfruta una película o se queda leyendo novelas románticas. Entre toda la diversidad, elige algo que mejora su vida. Y hasta que no huyamos de tratar de convencer de que algo es cierto en un mundo tan incierto, hasta que no aprendamos a hacer las cosas por nosotros mismos y para nosotros mismos, no estaremos un paso más cerca de la existencia equilibrada.

    Los fanáticos violentos no van a entender eso y van a usar la fuerza para imponer (musulmana asesinada por su padre a pedradas por enamorarse de otro que no era el elegido del padre) Y la sangre te hierve y si piensas, bah, no puedo hacer nada, no encuentras consuelo para ese atropello de la vida. Y si deseas que revienten a pedradas al padre, para que al siguiente que se le ocurra la genial idea de hacer lo mismo se lo piense, no puedes evitar sentirte un tirano que quiere romper un modo de pensar que vete a saber tú de donde viene. En este caso, sí parece claro que toda la violencia que no sea de videojuego, cinematográfica, literaria o ficticia en general, no es bien recibida por nadie, salvo por el que la profesa y en su infinita ignorancia y pobreza desconoce los resultados que va a desencadenar lo que está haciendo. Esas personas no viven en paz y creo que ya es un castigo lo suficientemente doloroso.

    Nadie tiene la menor idea de por qué viene aquí. Y el dicho más sensato que se me ocurre, es que ya que estamos, sin misiones espirituales, sin propósitos mayores, sólo siendo un simple error en la primera carrera, y sabiendo que algún día acabará todo, llenemos ese tiempo que se nos regala de las cosas que más en paz nos permita existir y más a gusto con nosotros mismos, sin imponer nada, para que la mayor parte de los segundos de nuestra vida, sean acordes con nuestros latidos naturales.

    Me ha parecido muy interesante la reflexión. Y bueno, pido disculpas por robar tanto tiempo a quien se atreva a leer este comentario ^_^.

    ResponderEliminar
  2. Descuida tio, ha sido un tiempo mejor gastado que el dedicado a rememorar el duro pasado jeje. Tu reflexion tambien es bastante buena e interesante, muy bien pensada y expuesta. Me alegra ver cuantas grandes mentes hay por aquii:) (Soy Adrian desde mi movil xD) saludos compañero!

    ResponderEliminar